En el primer SUV eléctrico de VW, la iluminación es protagonista

Grupos ópticos traseros LED tridimensionales: la nueva tecnología produce una luz extremadamente homogénea y la iluminación exterior juega un papel importante: forma parte integral del concepto de diseño del SUV eléctrico, y presenta el vehículo de una nueva manera.

Hasta ahora, cuando los diseñadores de automóviles querían llamar la atención sobre los elementos más destacables, solían emplear detalles cromados - tanto dentro como fuera. Durante estos últimos años, la tendencia ha ido desplazándose hacia nuevos elementos de luz en el interior del vehículo pero, sobre todo, en el exterior del mismo.

"La luz es la nueva protagonista", explica Klaus Zyciora, director de Diseño del Grupo Volkswagen y ex director de Diseño de la Marca Volkswagen. "La luz juega un papel importante, especialmente para un vehículo eléctrico. Representa la energía y la electricidad, pero también la calidez y la seguridad. La luz es un símbolo perfecto para la movilidad del futuro".


Zyciora y su equipo aplicaron esta filosofía al ID.4, creando un nuevo e inconfundible diseño luminoso. Grandes faros delanteros dominan el frontal del SUV eléctrico, prestándole un aspecto amistoso. Ya disponen, en gran medida, de tecnología LED de serie. Los grupos ópticos traseros han sido completamente equipados con diodos electroluminiscentes, y una tira de luz roja los conecta entre ellos. Las carcasas de los retrovisores exteriores ofrecen un elemento luminoso adicional: esconden los proyectores del logo, que proyectan sobre el suelo un patrón en forma de diamante, el motivo de diseño típico de los modelos ID., cuando se abren las puertas.


Alta tecnología by Volkswagen: IQ.Light.

Cualquiera que ande buscando un cierto toque especial podrá, en el futuro, encargar los faros matriciales LED IQ.Light, disponibles opcionalmente. Sus módulos de luz se componen cada uno de once LEDs individuales, que pueden apagarse o atenuarse de forma individual. Consecuentemente, emiten un haz de luz principal continuo y controlado de forma inteligente, que siempre ilumina la carretera con la mayor intensidad posible sin deslumbrar a los demás usuarios de la vía.


Los módulos tienen un fuerte parecido con los ojos humanos. Los rodean anillos de luz con una sección inferior aplanada - el sello distintivo de los modelos ID. con IQ.Light. Las aberturas en forma de panal de abeja en las carcasas de los módulos y los cables de fibra óptica integrados generan la luz diurna. Cuando se enciende la luz, una tira luminosa recorre el frontal para conectar ambos faros delanteros entre sí.



Los módulos de luz de los faros delanteros se comunican con el conductor antes incluso de que el ID.4 empiece el viaje: cuando el conductor se acerca al vehículo con la llave, las luces oscilan eléctricamente de abajo a arriba, dándole la bienvenida. Con el sistema de acceso Keyless Advanced a bordo, el vehículo ofrece un escenario de bienvenida mejorado: en este caso, los módulos de luz "abren los ojos" y oscilan hacia un lado - dando la sensación de que el vehículo está intentando establecer el contacto visual con el conductor a medida que este se acerca.


Innovación global: grupos ópticos traseros LED tridimensionales.

En el ID.4, la marca Volkswagen usará por primera vez grupos ópticos traseros LED tridimensionales. Las luces traseras forman una curva plana y producen un efecto especialmente homogéneo y vívido. En cada caso, nueve superficies de cable de fibra óptica emiten una luz roja de inusual riqueza cromática. Cada uno de estos discos, consistentes en varias finas capas, parece estar flotando delante de un fondo negro. Las luces de freno se encienden con la forma de una "X".


Para dar la bienvenida y despedirse de los conductores, las luces producen unas animaciones rápidas que se emiten desde el logo. Los clientes pueden escoger entre dos modos de diseño. Los grupos ópticos traseros tridimensionales incorporan, además, intermitentes dinámicos - la luz se mueve de dentro hacia fuera, comunicando claramente hacia qué dirección gira el vehículo. Klaus Zyciora continúa, diciendo que "la luz del ID.4 no es un fin en sí misma. Cumple con una serie de funciones vitales de forma inteligente y supone un elemento integral del diseño exterior".


Eléctricamente, hacia el futuro.

La ofensiva eléctrica de Volkswagen está tomando un nuevo impulso con los nuevos modelos ID.3¹ e ID.4: el ID.3 está actualmente siendo lanzado en los primeros mercados europeos. El estreno mundial del ID.4 fue el pasado 23 de septiembre en el Autoshow de Beijing. Los primeros vehículos se entregarán antes de que acabe el año.


Con ello, Volkswagen invertirá cerca de 33.000 millones de euros hasta 2024, de los cuales 11.000 millones se dedicarán únicamente a la marca Volkswagen. En Alemania, la planta de Zwickau se convertirá en la mayor y más potente planta de vehículos eléctricos de Europa, adoptando un rol pionero en la transformación de la red de producción global de Volkswagen. Los preparativos para el lanzamiento del E-SUV también están en pleno desarrollo a nivel internacional. La pre-producción ya ha empezado en la planta china de Anting, y la producción del ID.4 en la planta de Chattanooga, en los EE.UU., empezará en 2022.