Inaugura BMW su nueva planta en SLP (VIDEO Y FOTOS)

Durante la ceremonia se presentó además el modelo Serie 3, ensamblado en territorio potosino.

Con información de Adriana Ochoa (Pulso) y la agencia EFE

El fabricante automovilístico alemán BMW inauguró oficialmente este jueves una planta en el céntrico estado mexicano de San Luis Potosí tras una inversión de mil millones de dólares y pese a los últimos choques diplomáticos con Estados Unidos, principal socio comercial de México.
"La empresa ha invertido más de mil millones de dólares estadounidenses en la nueva planta de producción. La fábrica, que ya emplea a 2 mil 500 personas, tendrá una capacidad de producción de hasta 175 mil unidades al año cuando se complete la fase de arranque", destacó la empresa en un boletín.

En la que supone su primera planta en México, el grupo alemán fabricará los modelos BMW Serie 3 Berlina en la ciudad de San Luis Potosí, capital del estado del mismo nombre.

Dos vehículos de dicho modelo fueron presentados como cierre del evento, acompañados por música de mariachi y bailes típicos mexicanos.

La ceremonia en San Luis Potosí contó con la presencia de invitados como el jefe de la oficina de la Presidencia, Alfonso Romo; el gobernador del estado de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras, y Oliver Zipse, miembro del Consejo de Administración de BMW.

"La nueva planta de San Luis Potosí es un pilar importante de la estrategia de producción global del Grupo BMW. Nuestro objetivo es lograr un equilibrio en nuestra producción y ventas en las diferentes regiones del mundo", apuntó Zipse.

Asimismo, el representante de BMW indicó que la empresa busca "fortalecer su presencia en mercados importantes y en crecimiento".
La fábrica contará con un espacio donde todos los nuevos empleados y aprendices recibirán formación sobre los últimos procesos de producción y tecnologías del grupo.

En este sentido, la planta está trabajando con cuatro institutos técnicos en esta área y ya ha formado a 250 aprendices en oficios técnicos.

Andreas Wendt, miembro del Consejo de Administración de BMW AG, destacó además la sólida relación con proveedores mexicanos, lo que beneficiará a la planta con "rutas de suministro más cortas".

El volumen de compras del Grupo BMW en México alcanzó los 2 mil 500 millones de dólares el año pasado.
La inauguración oficial de esta planta llega en un momento especialmente ríspido de la relación entre México y Estados Unidos, principal socio comercial de la nación latinoamericana.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció la pasada semana por sorpresa su decisión de aplicar aranceles a todos los productos mexicanos del 5 % -y aumentar los gravámenes gradualmente hasta el 25 % en octubre- si México no frena la creciente migración hacia su vecino del norte.

No onstante, la planta BMW no depende de la situación en Estados Unidos, atenderá 40 mercados y no va a cambiar de planes ante el anuncio de aranceles adicionales a productos mexicanos por parte de la administración Trump, afirmó Oliver Zipse, CEO de producción global de la firma alemana en la rueda de prensa previa a la apertura de la armadora.

"No vemos razón para cambiar de planes. Hasta ahora es una especulación", sostuvo. 

El directivo global de  la firma expuso que la planta tiene un diseño de producción flexible, se adaptará a otros  modelos en el futuro y a mercados. 

Hermann Bohrer, CEO de la planta complementó que la instalación es parte de una estrategia a largo plazo, aunque de inicio el 100 por ciento de la producción va al mercado norteamericano. 

Una reportera de la televisión alemana preguntó si consideraban necesario que el gobierno mexicano haga algo para solucionar el problema de migrantes que tensa la relación  con el gobierno norteamericano. Oliver Zipse respondió que BMW tiene como línea ser solución a los conflictos, no escalarlos. "Esa es una pregunta política  que tiene que contestar el gobierno mexicano".

Zipse señaló que México es estratégico para América Latina y la planta en San Luis Potosí aumentará la huella de la marca en Norteamérica, en complemento con la de Spartanburg, Carolina del Norte.

Explicó que todas las plantas de BMW se construyen no solo con flexibilidad para armar distintos modelos, sino también para asumir el ensamble de autos eléctricos cuando se decida hacerlo.

Mini, BMW y Rolls Royce llevan partes hechas en México y nuestro país se ha convertido en una proveeduría muy importante para la red de producción del grupo, reconoció el CEO para Compras y Proveedores de la firma germana, Andreas Wendt.

La ubicación estratégica y la experiencia en el ramo automotriz que vuelven competitivo al personal fueron dos de las principales razones por los que BMW decidió instalarse en México, particularmente en San Luis Potosí.

Hermann Bohrer enfatizó que el propósito de BMW con los potosinos es ser buenos vecinos "y voy a decir a mucha honra: yo soy de San Luis Potosí".

Durante el evento de inauguración, Hermann Bohrer, CEO  de la planta en San Luis Potosí destacó las reuniones sostenidas con el entonces gobernador Fernando Toranzo Fernández así como con el actual jefe del ejecutivo, Juan Manuel Carreras López y el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco), Gustavo Puente Orozco.

Milagros Caiña-Andree, integrante del Consejo de Administración de BMW y directora General de Recursos Humanos y Asuntos Sociales, dijo que: "Estuve aquí desde la colocación de la primera piedra y la contratación de los primeros empleados y esto es fantástico. Naturalmente apoyé la implementación del sistema de educación Dual, por eso quiero agradecer a Cecyte, Cetva, Conalep, además estuve aquí para inaugurar nuestro centro de entrenamiento y ya felicité a las primeras cuatro generaciones de aprendices, hoy reafirmamos nuestro compromiso con México y con su gente".

Destacó el centro de formación situado en las instalaciones de la planta, donde tanto los nuevos empleados como los aprendices serán capacitados en los últimos procesos de producción y tecnologías de BMW Group conforme al modelo del sistema de formación dual.

La planta colabora con un total de cuatro institutos técnicos y ha formado ya a 250 aprendices en profesiones técnicas.

El gobernador Juan Manuel Carreras López agradeció al equipo BMW por los esfuerzos realizados para que la planta llegará a San Luis Potosí.

Declaró que la entidad será un lugar amable para la inversión extranjera y un lugar hospitalario para la llegada de familias alemanas.

Oliver Zipse recalcó en su discurso que "estamos buscando que nuestras tecnologías estén libres totalmente de Co2 y de igual manera el consumo de agua en la planta es extremadamente bajo, los logros son el resultado de nuestras experiencias que tenemos a nivel mundial".

Alfonso Romo Garza, jefe de la Oficina de la Presidencia de la República Mexicana y representante del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador dijo que hablar de Alemania es sinónimo de pasión y perfección, además destacó la importancia de que la compañía sea socialmente responsable y humana.

Señaló que el sistema dual, es un sistema que debería de aplicarse en toda la República Mexicana por los beneficios que este trae consigo.

"El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, está convencido en hacer de México un paraíso para la inversión, para eso se darán todas las facilidades. México garantizará el ambiente propicio para que sea la primera de muchas plantas que se establezcan en el país".