¿Qué hacer cuando te quedas sin frenos al conducir?

¿Qué hacer cuando te quedas sin frenos al conducir?

Quedarse sin frenos al manejar, es una de las situaciones que más altera a los conductores, ya que el riesgo de que suceda un accidente aumenta. En algunas zonas de la carretera hay trampas de arena que ayudarán a frenar el automóvil.

Sin embargo, no en todos lados encontraremos este tipo de estrategias, por lo que existen técnicas para reaccionar a tiempo y no entrar en pánico ante estas problemáticas.

A continuación de daremos algunos consejos para actuar cuando te quedes sin frenos.

Si pisas el pedal y éste se hunde hasta el fondo o emite un ruido extraño, es evidente que el coche no frena. Estas situaciones se pueden deber a pérdida del líquido de frenos, que nuestro vehículo se ha quedado sin pastillas o se calentaron los frenos de manera excesiva.

Lo primero que tienes que hacer es mantener la calma y no entrar en pánico porque si viajas acompañado, los pasajeros estarán en el mismo estado que tú. El conductor tiene la responsabilidad de salvar su vida y la de los pasajeros, por lo que pensar antes de actuar es indispensable.

Si tu auto es manual lo que tienes que hacer es dejar de pisar el acelerador, pisar el embrague y meter una marcha más baja. Por ejemplo, si vas en quinta pasa a cuarta, verás como el coche reduce la velocidad. Entonces, mete tercera y ve bajando hasta que consigas que el coche se pare por completo.

Otra alternativa es intentar desatascar el pedal por si esta fuese la causa de que no responda. Te aconsejamos que levantes ligeramente el pedal del freno colocando el pie por debajo por unos minutos y luego regrésalo, una vez hecho esto, intenta usar de nuevo el freno.

No olvides avisar al resto de los automovilistas, donde conduces, y poner las luces de emergencia para que estén informados de que algo ocurre y prevenidos ante cualquier maniobra extraña.

Una vez que hayas conseguido detener tu coche sin frenos, señaliza de forma correcta la avería y avisa a los servicios de emergencia. Te recomendamos revisar de manera periódica el estado de los frenos y líquido del vehículo con el fin de evitar este tipo de situaciones.