Quita el excremento de pájaro sin dañar la pintura de tu auto

Quita el excremento de pájaro sin dañar la pintura de tu auto
Uno de los dolores de cabeza e incluso molestia es ver el auto lleno de excremento de ave y, lamentablemente, es algo que no se puede evitar. Sin embargo, dejar el vehículo días con este "decorativo" puede dañar permanentemente su apariencia.
Entre más pronto lo retires, menos afectación tendrá; de lo contrario, deberás usar algún tipo de pulimento suave para recuperar su brillo. Los excrementos de las aves son uno de los agentes más agresivos para la pintura de los coches porque tienen dos elementos que lo estropean:
El ácido: este elemento provoca dos efectos en la pintura. El primero, es que ataca al brillo y al color. El segundo, ocasiona que la pintura se ablande un poco, de modo que queda más expuesta a abrasiones y rayaduras.
Partículas sólidas: éstas hacen que, si se trata de limpiarlas simplemente pasando un trapo, se raye la pintura.
A continuación te diremos cómo retirar las heces del auto sin perjudicarlo.
Rocía un poco de agua en el excremento del pájaro para reducir su acidez, al diluirlo será más fácil retirarlo. En caso de no contar con agua en ese momento utiliza la del limpiaparabrisas, levanta las escobillas para que no se barra en el cristal, coloca un trapo sobre el surtidor de agua y dale al lavaparabrisas. Con el trapo mojado puedes escurrirlo o humedecer un poco la mancha.
Cuando esté ya húmeda, retírala con un trapo suave y sin hacer presión sobre la carrocería. No intentes hacerlo de una sola pasada ni insistas con la misma parte del trapo; dale la vuelta y enróllalo para evitar que las partículas sólidas y abrasivas del excremento rocen la pintura.
Otra manera de retirar las heces es frotar con una esponja suave y agregar champú para autos. Si ya han pasado varias horas, podría ser necesaria una limpieza más profunda con algún producto lubricante. Aplica un pulidor con un paño suave y termina frotando el vehículo con cera. Es posible que la mancha todavía se note, pero el pulidor y la cera disimularán el defecto.
Es importante resaltar que para retirar las heces de pájaro, es necesario hacerlo con mucho cuidado para evitar esparcir la mancha o dañar la pintura del auto.
La mejor manera de proteger el coche de este tipo de incidentes es colocar cera para evitar que el ácido penetre demasiado. Lo mejor es encerar el coche un par de veces al año para mantener una capa protectora sobre la pintura.
Procura no estacionarte debajo de estructuras como postes de luz, muy pegado a los edificios, cornisas donde pueden tener sus nidos o estar debajo de los árboles que, si bien es cierto lo protege del sol, en la noche muchos pájaros buscan estas zonas.