Realidad virtual para armar autos

La tecnología ha ido cambiando el paisaje en las líneas de ensamble de BMW: técnicos e ingenieros con gafas y aplicaciones capaces de recrear un vehículo o un motor con detalle para rediseñarlos, planear su fabricación o revisar el producto

La producción de BMW Group se centra cada vez más en aplicaciones de realidad virtual (VR) y aumentada (AR) que crean tendencias, son fáciles de usar y efectivas. Las imágenes virtuales, o imágenes creadas artificialmente, son cada vez más realistas, detalladas y difíciles de distinguir de las imágenes reales. 

Ingenieros y técnicos en las plantas pueden ver imágenes virtuales o aumentadas en visores especiales o en tabletas normales. En producción, estas imágenes son herramientas poderosas en numerosos casos de uso en capacitación y calificación, planificación de estaciones de trabajo en la línea de ensamblaje o control de calidad.

 En todas las aplicaciones, la tecnología se mantiene modestamente en segundo plano. No se requiere una amplia experiencia en tecnologías de la información para utilizar estas aplicaciones de manera eficiente.

Gracias a la realidad virtual, la ingeniería de las armadoras, la logística y el montaje ahora pueden evaluar nuevas áreas de producción en forma casi virtual junto con el personal de producción y probar nuevos procesos en impresión 3D. Este tipo de planificación se basa en los datos de fábrica digitalizados disponibles en 3D. 

En su Academia de Producción, BMW Group capacita a gerentes, planificadores de producción, líderes de procesos y especialistas de calidad de sus plantas en los principios de la producción ajustada. Como comunicadores clave, los participantes en la capacitación luego transmiten este conocimiento en las armadoras. 

Las gafas de realidad aumentada se usan en sesiones de capacitación para las unidades de montaje de motores, porque permiten ubicar con claridad piezas y procesos del producto. 

Los participantes pueden trabajar a su propio ritmo, determinando la velocidad del entrenamiento a través del control de voz. Tres personas pueden pasar por el entrenamiento de realidad aumentada al mismo tiempo, después de recibir pautas rápidas de un entrenador que supervisa su progreso.

Anteriormente, un entrenador tenía que trabajar con una persona a la vez, mientras que con el nuevo sistema este número ha aumentado a tres.

El entrenamiento del ensamblaje del motor también se puede adaptar fácilmente a otros procesos de unión de piezas. La configuración de un nuevo programa de entrenamiento con este software es rápida y fácil: para complementar imágenes reales, los puntos de interés relevantes se determinan en una PC normal y luego se configuran con la ayuda de gafas realidad aumentada, y eso es todo. 

El sistema hace posible, por ejemplo, determinar si una pared lateral (guardabarros) tiene las dimensiones correctas, si se ha instalado un sistema de escape en la posición correcta o si se han montado todas las piezas necesarias. 

La visualización de los datos relevantes solo toma unos segundos. Los datos de varias partes se pueden combinar según se desee y se superponen en la imagen de la cámara de la tableta PC. Un algoritmo calcula el mejor ajuste, es decir, la posición ideal de los componentes individuales en relación con cada uno, y destaca las características de diseño importantes. 

La aplicación desarrollada 

conjuntamente con el Fraunhofer Institute for Computer Graphics Research proporciona información importante sobre si es necesario realizar ajustes, ya sea en el diseño del vehículo o en los procesos de fabricación, antes de que un modelo pueda pasar a la producción en serie.