Renegade y Compass, híbridos y enchufables

Ambos todoterrenos de Jeep, ahora con baterías que se cargan con el motor de combustión o con el cable

Jeep dio el paso hacia el uso de motores más amigables con el medio ambiente y presentó en el Auto Show de Ginebra sus versiones híbridas enchufables de Compass y Renegade. La conversión incluyó de elevar su capacidad a un nivel más alto mediante algunas de las tecnologías ecológicas más avanzadas.

Estos modelos híbridos enchufables están equipados con baterías que se pueden recargar mediante una toma de corriente externa y, por consiguiente, pueden almacenar más energía eléctrica. Esta opción permite el uso de motores eléctricos más potentes, lo que se traduce en una autonomía eléctrica pura de aproximadamente 50 kilómetros y una velocidad máxima eléctrica total de aproximadamente 130 km/h, tanto para el Renegade como para el Compass.

Las unidades eléctricas trabajan en sinergia con el nuevo motor turbo de gasolina de 1.3 litros para aumentar la eficiencia y la potencia total. Para el Renegade, la potencia oscila entre los 190 y 240 CV (caballos/vapor), lo que se traduce en excepcionales prestaciones en carretera: se pasa de 0-100 km/h en aproximadamente siete segundos.

Jeep promete que gracias a la electrificación, la gama  mejora aún más su capacidad todoterreno, pues el mayor par motor desarrollado por el motor eléctrico tiene la capacidad de ajustarlo con extrema precisión durante la puesta en marcha y al conducir en las más desafiantes superficies, donde se necesita una relación de transmisión muy baja.