Vecinos vandalizan vehículos autónomos en Arizona














Phoenix, Arizona (EU).- Más allá del enorme reto que supone poner en marcha una compañía de vehículos autónomos, Waymo se enfrenta en las ciudades de Arizona donde circulan sus automóviles a una "guerra de guerrillas" con vecinos que han llegado a atacar con piedras y pinchar las llantas de sus unidades.





Los autos de la firma del grupo Alphabet, la empresa matriz de Google, han sido víctimas de una veintena de ataques en los últimos meses, a pesar de que la compañía afirma que los arizonianos han recibido con "entusiasmo" esta tecnología de vanguardia.





Daniel Mejía, sargento de la Policía de Chandler, uno de los suburbios de Phoenix donde Waymo ha desarrollado sus pruebas y donde desde diciembre cobra a los pasajeros por usar sus vehículos, explicó a Efe que entre los 21 incidentes documentados hay "actividades sospechosas" de personas que presuntamente intentaron hacer daño, pero finalmente no lo concretaron.





Estos reportes policiales son la demostración de que muchos vecinos están inconformes con la presencia de los Chrysler Pacifica que Waymo ha desplegado en la ciudad sin conductor al mando del volante.





A principios de agosto una de estas camionetas transitaba por Chandler cuando el piloto de pruebas vio a un hombre barbudo y en pantalones cortos que le apuntaba con una pistola.





El sospechoso, Roy Leonard Haselton, de 69 años, fue detenido y reconoció que sostenía el arma cuando pasaba el vehículo Waymo para asustar al conductor.





Días después, un piloto de pruebas de Waymo tuvo que llamar a la Policía porque un hombre le bloqueaba la ruta para continuar su camino.





"Dijo que estaba enfermo y cansado de los vehículos Waymo que conducían en su vecindario, y aparentemente pensó que la mejor idea para resolver esto era pararse frente a uno de estos vehículos", escribió el agente Richard Rimbach en su informe.





Todo se complicó después de que en marzo pasado un Volvo XC90 de la empresa Uber, que estaba en modo autónomo, atropellase y matase a un peatón en Tempe, otro de los suburbios de Phoenix, cuando éste cruzaba la carretera de noche por un lugar no autorizado para hacerlo.





Este suceso llevó al gobernador de Arizona, Doug Ducey, a suspender las operaciones de los vehículos autónomos de Uber, que decidió detener sus pruebas en todo el país, aunque las ha retomado recientemente.