X6: la presentación "más negra" de BMW

La firma alemana presentará la tercera generación del cupé con un ejemplar muy especial

El Vantablack es una sustancia de nanotubos que absorbe más de 99% de la radiación de luz y aplicado a piezas aeroespaciales para que resistan altas temperaturas. Es tal su oscuridad que a la vista parece un agujero negro y ni el láser se refleja en él.

En el Salón del Automóvil de Frankfurt, del 10 al 22 de septiembre, BMW hará el estreno mundial de la tercera generación del X6, el automóvil que estableció el segmento Sports Activity Coupé hace unos diez años. 

En el evento, BMW también presentará un espectacular vehículo único X6 con un acabado de pintura de nanoestructura Vantablack ® VBx2. Esta presentación es el resultado de una colaboración entre BMW y Surrey NanoSystems, los inventores de la tecnología Vantablack.

El BMW X6 es el primer y único vehículo en el mundo que presenta un acabado de pintura Vantablack VBx2. "Rechazamos numerosas solicitudes de varios fabricantes de automóviles en el pasado", explica Ben Jensen, fundador y director técnico de Surrey NanoSystems. "Nos llevó el BMW X6 y su diseño único y expresivo para entretener la idea". 

El acabado Vantablack VBx2 de pintura cambia la percepción visual del espectador de la forma tridimensional de un objeto. El ojo humano percibe a Vantablack como bidimensional. 

Una superficie recubierta en Vantablack pierde sus características definitorias para el ojo humano, con objetos que aparecen en dos dimensiones. Esto puede ser interpretado por el cerebro como mirar un agujero o incluso un vacío, haciendo de Vantablack un acabado de pintura para vehículos bastante inadecuado, ya que borra prácticamente todos los detalles y aspectos destacados del diseño. Por esta razón, el BMW X6 fue recubierto con la variante VBx2 desarrollada inicialmente para su uso en aplicaciones arquitectónicas y científicas. Este recubrimiento se puede rociar y tiene una reflectancia hemisférica total (THR) del uno por ciento, lo que significa que todavía se considera "súper negro" al tiempo que permite una pequeña cantidad de reflexión desde todos los ángulos. Por lo tanto, los materiales pintados con él parecen perder su apariencia tridimensional, como se demostró de manera impresionante en el BMW X6.

El nombre Vantablack ya se ha convertido en sinónimo de una gama completa de recubrimientos y pinturas extremadamente negros, como VBx2. Cualquier luz que golpee esta superficie se absorbe casi por completo en lugar de reflejarse, y se convierte efectivamente en calor.

Esta tecnología se desarrolló inicialmente para el recubrimiento de componentes espaciales. La primera generación de Vantablack introducida por Surrey NanoSystems en 2014 absorbió hasta el 99.965 por ciento de la luz, eliminando casi por completo la reflectancia y la luz parásita.

Ben Jensen, inventor de Vantablack y fundador de Surrey NanoSystems considera que Vantablack VBx2 no es opción de acabado de pintura regular para automóvil en el futuro. "Poner una pintura como esa en un automóvil convencional que carece de un diseño distintivo probablemente lo restaría de alguna manera. Además, desarrollar una pintura para automóvil Vantablack VBx2 lo suficientemente resistente para el uso diario es un gran desafío tecnológico".