Autopsia a menor irlandesa desaparecida en Malasia descarta muerte violenta

Autopsia a menor irlandesa desaparecida en Malasia descarta muerte violenta
La autopsia realizada al cadáver de Nora Quoirin, una menor francoirlandesa con discapacidad que despareció durante unas vacaciones familiares en Malasia, descarta signos de violencia y apunta a una hemorragia interna como causa de la muerte, informó este jueves un portavoz policial.

"Hasta la fecha no hay elementos que apunten a un secuestro, ni rastros de violencia o violación (...) ni tenemos algún sospechoso", añadió el portavoz policial en una breve comparecencia televisada.

Según el examen inicial, la menor, cuya desaparición fue denunciada el 4 de agosto y su cuerpo sin vida fue localizado el martes, murió dos o tres días antes de encontrar el cadáver a raíz de una "rotura intestinal por la falta de comida y el estrés".

La joven llegó a Malasia con su familia el 3 de agosto para pasar dos semanas de vacaciones pero a la mañana siguiente no se encontraba en su habitación del hotel The Dusun, situado junto a una reserva natural en el estado de Negeri Sembilan.

La familia alertó de la desaparición y afirmó que la ventana se encontraba abierta.

Tras diez días de operativo de búsqueda, en el que participaron más de 350 personas, un voluntario localizó el martes el cadáver desnudo de la niña cerca de un arroyo y a unos 2 kilómetros del hotel.

Sus familiares apuntaron en los primeros momentos a la posibilidad de un secuestro como causa de la desaparición de Quoirin, con una discapacidad de desarrollo y aprendizaje, y dificultades físicas que le impedían moverse con facilidad.

Durante todo este tiempo, la Policía ha mantenido la investigación como un caso de desaparición, aunque sin descartar otras posibilidades.