Cierran más escuelas judías en Nueva York por infringir medidas contra sarampión

Cierran más escuelas judías en Nueva York por infringir medidas contra sarampión

NUEVA YORK (EFE).- El Departamento de Salud de Nueva York decretó el cierre de dos escuelas judías más por no cumplir las medidas de emergencia que ha ordenado la ciudad para prevenir el brote de sarampión, elevando la cuenta a un total de doce centros educativos.

Se trata de dos escuelas situadas en el barrio de Williamsburg (Brooklyn), en el que tiene una fuerte presencia la comunidad ultraortodoxa judía y que concentra la gran mayoría de los 588 casos de sarampión confirmados desde el pasado octubre por las autoridades locales.

El pasado 9 de abril se declaró el estado de emergencia en las zonas donde se concentran esos casos en Nueva York y se emitió una orden para que adultos y niños de más de seis años se vacunaran en un periodo de 48 horas.

En un comunicado, las autoridades informaron de que una de las escuelas, Yeshiva Torah V'Yirah, que cierra por segunda vez, no aportó suficientes pruebas de que un alumno estaba inmunizado y además permitió la presencia de infantes y personal sin vacunar en sus instalaciones.

El otro centro, UTA 212, permitió que asistieran a clase 35 alumnos que o bien no estaban inmunizados o no habían recibido el número de dosis requerido para el sarampión, sostiene el departamento.

El comisionado de Salud para la ciudad, Oxiris Barbot, declaró que las autoridades no dejarán de aplicar la ley hasta que se erradique el brote y que estos cierres son "un mensaje a todas las escuelas a las que se les ha ordenado excluir a los niños sin vacunar".

En caso de no cumplir con las medidas de emergencia, el Ayuntamiento ya había advertido de que emitiría citaciones e impondría multas de hasta mil dólares a las personas que se resistan a vacunarse.

Precisamente este jueves, el Parlamento de Nueva York eliminó la exención religiosa que permitía a los neoyorquinos no vacunarse aludiendo motivos religiosos en respuesta al brote de esta enfermedad en el estado, que afecta a condado de Rockland, a las afueras de la ciudad, además de a Williamsburg.

El pasado 30 de mayo, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), informaron de que los casos de sarampión en EE.UU. siguen aumentando y alcanzan ya los 971 en lo que va de año, la mayor cifra en el país desde hace 27 años.

Según la nota que envió el Departamento de Salud de Nueva York desde que se declaró el estado de emergencia en la ciudad se han administrado más de 51.000 vacunas a menores de 18 años, de las cuales casi 4.000 fueron para niños de Williamsburg.

Las autoridades locales señalaron que ha habido un incremento en las inmunizaciones respecto al año pasado, que atribuye a la colaboración de organizaciones locales y líderes de la comunidad ultraortodoxa judía, así como a un esfuerzo de concienciación.