Colapso de una presa en Brasil obliga a desalojar familias

Colapso de una presa en Brasil obliga a desalojar familias

Sao Paulo, Brasil (EFE).- La rotura parcial de una presa de agua en el estado de Bahía, en el noreste de Brasil, por las fuertes lluvias registradas en la región obligó este jueves a las autoridades a desalojar a familias de sus casas.


La presa se encuentra en un río de la localidad de Pedro Alexandre, situada a 450 kilómetros de la capital regional Salvador, y su colapso inundó algunas zonas próximas, aunque por el momento no hay constancia de heridos o víctimas, según los bomberos.

Según explicó el superintendente de la Defensa Civil de Bahía, Paulo Luz, en declaraciones a la agencia estatal EBC, el elevado volumen de agua ha provocado grietas en la presa de Quati, aunque el temor de los especialistas es que se produzca un colapso total de la estructura.

La alcaldía de Pedro Alexandre decretó emergencia en la localidad, mientras que la máxima autoridad del municipio vecino de Coronel Sá, Carlos Sobral, pidió a los vecinos de la ciudad que dejen sus casas ante el riesgo de eventuales inundaciones y habilitó diversas escuelas municipales para acoger los desalojados.

"La situación es atípica, nunca ocurrió con esa presa y no sabemos las consecuencias. Pedimos encarecidamente a las personas que viven en zonas de riesgo que salgan de sus casas, cojan sus documentos personales, los objetos de valor, electrodomésticos...", afirmó el alcalde en un vídeo divulgado en la red social en Instagram.

La rotura de la presa volvió a encender las alertas en Brasil, un país que todavía se recupera de las tragedias dejadas por la rotura de dos diques mineros en el estado de Minas Gerais entre 2017 y 2019.

El pasado enero una presa de la minera Vale situada en la localidad de Brumadinho dejó un rastro de destrucción y provocó la muerte de 247 personas y otras 23 desaparecidas, tan solo dos años después de un desastre similar ocurrido en la vecina localidad de Mariana.

En ambos casos las roturas se provocaron en diques mineros, lo que llevó a las autoridades brasileñas a revisar diversos proyectos en Brasil para evitar nuevos accidentes.