Cuba suma quince nuevos positivos al COVID-19 en una jornada sin muertes

Cuba suma quince nuevos positivos al COVID-19 en una jornada sin muertes

LA HABAHA (EFE).- Cuba anunció este sábado otros quince positivos al COVID-19, para un total de 1,931 casos confirmados en la isla, que no reportó nuevas muertes por el virus y continúa registrando más altas que contagios, según el parte diario del Ministerio de Salud Pública (Minsap). 

La cifra de infectados de hoy es la mayor de esta semana, en la que los registros oscilaron entre los 6 y 13 casos, aunque mantiene la tendencia a la baja tras el pico de abril, cuando los positivos llegaron a rondar y sobrepasar el medio centenar al día. 

El recuento diario de altas de hoy volvió a superar al de nuevos casos, con 40 nuevos pacientes recuperados, indicó el director de Epidemiología del Minsap, Francisco Durán, en su habitual comparecencia televisada. 

En total las altas suman 1,671, lo que supone que el 86,5% de los infectados ya han superado la enfermedad. 

Por primera vez en 48 horas las autoridades sanitarias cubanas no reportan fallecidos por COVID-19, que de momento ha dejado 81 muertos en el país caribeño. 

  

MAYORÍA DE ASINTOMÁTICOS 

  Los quince nuevos pacientes son todos contactos de casos anteriores y fueron detectados entre 1,718 pruebas PCR completadas la víspera, lo que eleva a 92,629 el acumulado de estos test realizados en la isla, complementados con pruebas rápidas procedentes en su mayoría de China, de los que se han empleado hasta la fecha 111,029 kits, según datos oficiales divulgados ayer viernes. 

De ellos, 13 son residentes de La Habana (la región con mayor número de casos) y los dos restantes de la cercana provincia de Matanzas y Ciego de Ávila (centro). 

Nueve de los positivos de hoy eran asintomáticos cuando se les realizó la prueba. En Cuba más de la mitad (967) de los casos confirmados de coronavirus no han mostrado síntomas en el momento del test. 

La cantidad de asintomáticos preocupa a las autoridades cubanas, que insisten en la necesidad de mantener el autoconfinamiento y la distancia social en la calle. 

En hospitales de la isla permanecen aisladas 631 personas, de ellos 177 casos activos del virus y el resto por ser sospechosos de portar la enfermedad. 

Un paciente permanece en estado crítico y otros tres graves, mientras 173 evolucionan sin complicaciones. 

Además, 1,699 permanecen bajo vigilancia clínico-epidemiológica en atención primaria.