Finlandia se acerca a OTAN

Camina hacia su ingreso a la Alianza, Rusia lo ve como una amenaza a la seguridad

Finlandia se acerca a OTAN

A-AA+

Redacción Internacional.- Finlandia camina hacia el eventual ingreso en la Alianza Atlántica al encontrar un consenso entre sus autoridades, una hipótesis que Rusia ve como una amenaza que no contribuye a la seguridad en Europa y que la propia OTAN quiere favorecer con rapidez.

Tanto el presidente de Finlandia, Sauli Niinistö, como la primera ministra, Sanna Marin, han adoptado hoy la histórica decisión de apoyar la adhesión a la OTAN y romper así con más de 8 décadas de no alineamiento.

"Finlandia debe solicitar su ingreso en la OTAN sin demora. Esperamos que los pasos a nivel nacional aún necesarios para tomar esta decisión se tomen en los próximos días", dijeron ambos mandatarios en un comunicado conjunto.

Según Niinistö y Marin, la pertenencia a la OTAN -de la que es país asociado pero no miembro- fortalecería la seguridad de Finlandia y, a su vez, el país nórdico reforzaría a la alianza militar.

"ES UNA AMENAZA"

Rusia afirmó que el ingreso de Finlandia en la OTAN será una amenaza y no hace más estable ni más seguro el continente europeo.

"Sin duda" es una amenaza, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, en su rueda de prensa telefónica diaria al contestar una pregunta al respecto, y añadió que "una nueva ampliación de la OTAN no hace más estable ni más seguro nuestro continente".

Y, al margen de esa advertencia, Rusia agitó también la amenaza nuclear en boca del expresidente Dmitri Medvédev, actual vicepresidente del Consejo de Seguridad ruso.

Medvédev aseguró que el suministro de armas occidentales a Ucrania, el entrenamiento de las tropas ucranianas en su uso, el envío de mercenarios y los ejercicios de la OTAN junto a las fronteras rusas aumentan la posibilidad de un conflicto directo, en el que siempre existe el riesgo de una guerra nuclear en toda regla.

En su cuenta de Telegram, el exmandatario ruso añadió que "tal conflicto siempre tiene el riesgo de convertirse en una guerra nuclear en toda regla".

"Este será un escenario catastrófico para todos", sostuvo el expresidente y ex primer ministro de Rusia.