Las pinturas de uno de los artistas más famosos de Rusia que se perdieron en un naufragio hace más de 124 años podrían valer millones de euros, dicen los expertos.
Una serie de obras de gran valor de Ivan Aivazovsky se perdieron cuando el barco de vapor General Kotzebue se hundió frente a la costa de Crimea en 1895, detalló The Mirror.
Los restos fueron finalmente descubiertos el año pasado por buceadores de la expedición submarina rusa de "Neptuno" junto con los fragmentos de 10 pinturas. Se cree que Aivazovsky le dio a la tripulación las pinturas y los bocetos después de que viajó a bordo de su embarcación.
Más de un siglo después, en junio de 2018 los restos de la embarcación fueron encontrados en junio pasado en el fondo del Mar Negro, a cuarenta metros de profundidad. Los buceadores de la expedición submarina rusa Neptuno encontraron los fragmentos de 10 de estas pinturas cubiertas de gruesos sedimentos.
De hecho, la operación tuvo que detenerse por temor a que las maniobras dañaran aún más las obras de arte. Roman Dunaev, el jefe de la expedición de Neptuno, ha confirmado a los medios locales en Rusia que reiniciará la operación el próximo mes.
En 2012, una de las obras más conocidas, "Constantinopla y el paisaje del Bósforo" fue subastada por Sotheby's con un récord de 5.2 millones de dólares y, en 2018, Christie's vendía "Venecia al atardecer" por 780 mil dólares.