Israel confirma que no permitirá entrar a congresistas musulmanas

Israel confirma que no permitirá entrar a congresistas musulmanas
Las congresistas estadounidenses Ilhan Omar y Rashida Tlaib / Foto: AP

JERUSALÉN (EFE).- Israel confirmó hoy oficialmente que no permitirá entrar al país a dos congresistas demócratas, Ilhan Omar y Rashida Talib, que apoyan el boicot al país y tenían previsto visitarlo esta semana, después de que Donald Trump dijese que sería una "muestra de debilidad" recibirlas.

El ministro de Interior israelí, Arie Deri, decidió hoy prohibir la entrada a las congresistas, anunció el Ministerio en un comunicado, que aseguraba que la decisión se tomó conjuntamente con el primer ministro en funciones, Benjamín Netanyahu, y el ministro de Asuntos Estratégicos, Guilad Erdan.

"La decisión se tomó después de que el ministro Deri se diese cuenta de que se trataba de una actividad de boicot contra Israel y que debía impedir que entrasen, de acuerdo a la Ley Lsraelí de Entrada", al considerar que las congresistas demócratas usan su visibilidad para "apoyar a las organizaciones de Boicot, Desinversión y Sanciones que llaman a boicotear a Israel".

La nota oficial asegura que Israel "respeta al congreso de EE.UU." pero al mismo tiempo considera "inconcebible" permitir la entrada al país a alguien que "quiere hacer daño a Israel"

Deri también señaló que si la congresista Tlaib hace una petición humanitaria para pedir una reunión en privado con sus familiares, esta "será estudiada".

Ayer Netanyahu se reunió con los ministros de Exteriores, Seguridad Interna, Interior y el abogado general del Estado, con quienes decidió vetar la entrada al país, una posición que ha sido criticada por miembros de la oposición, que entienden que supone un enfrentamiento del Ejecutivo con el Partido Demócrata estadounidense.

La decisión oficial se conoce después de que Trump tuitease hoy que "Mostraría gran debilidad si Israel permitiese a las representantes Omar y Tlaib una visita. Odian Israel y a todo el pueblo judío y no hay nada que se pueda hacer o decir para cambiar sus mentes. (...) ¡Son una desgracia!"

"Un estado que no tiene nada que esconder no consideraría restringir la entrada de ambas congresistas", criticó Aiman Odeh, diputado y líder de la coalición árabe-israelí Lista Conjunta, informó el digital Times of Israel.

En referencia a Tlaib, de padres palestinos y cuya abuela vive en Cisjordania, Odeh dijo que "Israel siempre ha expulsado a los palestinos de su tierra" y les ha separado de sus compatriotas, "pero esta vez la palestina es una congresista de EE.UU." que "ni siquiera tuvo que aterrizar para desenmascarar la verdadera cara de la ocupación".

Nitzan Horowitz, miembro del partido pacifista Meretz y de la coalición de izquierdas Campo Democrático, cree que el veto a las congresistas no forma parte de "una confrontación con el Partido Demócrata, que siempre ha apoyado a Israel", y se mostró preocupado de que las autoridades israelíes "lidien con las críticas a partir de vetos de entrada o salida".

Poco después de que Tlaib y Omar anunciaran en julio su intención de visitar Israel y los territorios palestinos, el embajador israelí en Washington, Ron Dermer, aseguró que no se negaría el ingreso a Israel a ningún miembro del Congreso, pese a su apoyo al boicot.

Omar, nacida en Somalia y representante por Minnesota, y Tlaib, hija de palestinos y congresista por Michigan, han cuestionado duramente a Israel e instado a empresas, artistas y universidades a boicotear al Estado judío.

El Canal 13 de noticias israelí informó esta semana de que el presidente Donald Trump habría pedido a Netanyahu negar la entrada de las congresistas con quienes -junto con la latina Alexandria Ocasio-Cortez y la afroamericana Ayanna Pressley- mantiene fuertes encontronazos.

Trump acusó en julio a las conocidas como "La brigada" (The squad) - Tlaib, Omar, Ocasio-Cortez y Pressley - de odiar a Estados Unidos e Israel y les instó a regresar a los lugares de donde vinieron, pese a que tres de ellas son nacidas en EE.UU.

La llegada de las dos representantes estadounidenses estaba prevista para este domingo y se esperaba que Tlaib se quede unos días más en Cisjordania, donde reside su abuela.

La ley israelí contra el boicot, aprobada en 2017, permite negar el ingreso a cualquier ciudadano extranjero que llame públicamente a boicotear a Israel.