La socia de Epstein se presentará ante el juez por un nuevo cargo de tráfico sexual

La socia de Epstein se presentará ante el juez por un nuevo cargo de tráfico sexual

NUEVA YORK (EFE).- La británica Ghislaine Maxwell, supuesto brazo derecho del magnate financiero Jeffrey Epstein, se presentará ante un tribunal de Nueva York el próximo 23 de abril para la lectura formal de un cargo de tráfico sexual de menores del que fue acusada por las autoridades hace poco más de una semana.

La jueza Alison Nathan fijó en esa fecha una audiencia para instruir una nueva acusación que sustituye a la anterior e incluye un cargo reciente contra Maxwell, a la que ha convocado en persona y que lleva detenida en una prisión local neoyorquina desde julio del año pasado, según un documento firmado este jueves por la magistrada.

La Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York acusó a Maxwell por primera vez de tráfico sexual de menores a finales de marzo, alegando que convenció a una adolescente de 14 años para mantener relaciones con el empresario y le pagó por ello, unos hechos ocurridos supuestamente entre 2001 y 2004 en su residencia de Palm Beach (Miami).

Maxwell, que ha pedido a la magistrada Nathan repetidas veces sin éxito ser puesta en libertad previo pago de una fianza, tiene previsto el inicio de su juicio el 12 de julio de este año, pero igual que ha sucedido con la próxima audiencia de instrucción de cargos, cuya fecha ha logrado retrasar, podría solicitar un aplazamiento del proceso.

La británica fue detenida en julio de 2020 en una mansión de New Hampshire tras permanecer en paradero desconocido desde el suicidio en prisión de Jeffrey Epstein casi un año antes, y fue acusada de "ayudar" al financiero a "explotar y abusar sexualmente de múltiples" niñas entre 1994 y 1997, además de mentir a la Justicia sobre el asunto.

El nuevo cargo de tráfico sexual que se le imputa va más allá de los seis previos, entre los que se incluye el transporte de menores con la intención de participar en actividades sexuales criminales y el perjurio, que ha negado. 

En una carta dirigida a la jueza este miércoles, la defensa de Maxwell alertaba sobre las condiciones "insalubres" del Metropolitan Detention Center, donde reside en confinamiento solitario y que supuestamente adolece de problemas en las tuberías, moho, parásitos, cucarachas y roedores, lo que está "deteriorando" su salud.