Latinoamérica debe acelerar su paso a sistemas de salud más resilientes

Latinoamérica debe acelerar su paso a sistemas de salud más resilientes

CIUDAD DE MÉXICO (EFE).- Latinoamérica debe acelerar su paso hacia sistemas de salud más resilientes en el futuro para enfrentar los retos que dejará la pandemia del coronavirus y revolucionar la atención médica hacia un esquema digital, personalizado y basado en datos. 

Estos son los puntos que varios expertos debatirán durante la presentación este jueves del Índice de Medicina Personalizada realizado por un grupo de especialistas en salud pública, quienes comentarán los principales hallazgos de este documento. 

Emilio Santelices Cuevas, ex ministro de Salud en Chile, señaló en entrevista con Efe que los sistemas de salud en la región ha enfrentado históricamente la fragmentación, desafíos en infraestructura, limitaciones en recursos y el aumento de enfermedades no transmisibles. 

"Con la pandemia se puso en evidencia que se requiere una aceleración en la resolución de estos desafíos, más aún por el escenario que podemos enfrentar tras la emergencia sanitaria", explicó. 

Aunado a ello, dijo, el acelerado envejecimiento de la población en la región ha ocasionado un cambio en el perfil epidemiológico: "si en el pasado las enfermedades infecciosas eran el denominador común, ahora la prevalencia de enfermedades crónicas cobra un papel predominante". 

Por estas razones, insistió, es necesaria una revolución en los sistemas de salud latinoamericanos para orientarlos a ponderar la medicina personalizada, aprovechar la tecnología y el uso del "big data". 

APROVECHAR HERRAMIENTAS 

El especialista destacó que los países deben trabajar en diversos ámbitos, especialmente en los financieros, de gobernanza y los sistemas de atención de salud. 

"Los estados tienen que concebir que el gasto en salud se incrementará, y la pandemia ha visibilizado que la salud se sigue entendiendo como un gasto y no como una inversión", puntualizó. 

Del mismo modo, afirmó, se debe enfatizar en la atención primaria en salud pues "es ahí donde se resuelve el 90 % de los problemas", además de incorporar las tecnologías y mejorar o crear bases de datos que ayuden a tomar mejores decisiones en salud. 

Asimismo, dijo, es indispensable tener una mirada anticipatoria pues la educación en salud y el diagnóstico precoz permitirán anticipar las intervenciones, evitar daños tardíos y utilizar más recursos. 

PRESENTAN INFORME 

Un grupo de expertos presentará este jueves el Índice de Medicina Personalizada de América Latina, una herramienta de política pública que busca generar puntos de referencia y aprendizajes que impulsen la evolución de los sistemas de salud de la región, por medio de la planificación basada en datos. 

María Clara Horsburgh, directora de asuntos médicos en Roche Centroamérica y el Caribe, explicó que este índice "sirve, de alguna forma, para analizar qué compone la medicina personalizada". 

Esta herramienta está dirigida a tomadores de decisión y a la comunidad sanitaria, y está compuesto por 33 indicadores diferentes divididos en cuatro categorías llamados signos vitales. 

Los resultados se basan en evidencia real de los sistemas de salud de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Panamá, Perú y Uruguay. 

Estos indicadores fueron identificados por un panel de especialistas de sistemas de salud, organizaciones internacionales, grupos de expertos y la comunidad académica de toda América Latina. 

"Se muestra cómo están los signos vitales de cada país. Entre estos signos están la recolección de datos, los servicios de salud, el uso de la tecnología y la gobernanza", indicó. 

La herramienta, consideró Horsburgh, hace "una foto" y muestra qué tan avanzados están los países en estos temas. 

"El reto es ver cómo podemos usar y compartir de manera responsable y ética esta información por el bien de la salud pública", afirmó.