Lluvias torrenciales en España causan una tercera muerte

Lluvias torrenciales en España causan una tercera muerte

  Las lluvias torrenciales que inundaron ciudades y arrastraron vehículos en el sureste de España causaron una nueva víctima el viernes, elevando la cifra de muertos a tres, informaron las autoridades.

Una persona quedó atrapada en su auto al entrar a un túnel inundado el viernes en la mañana, dijo el ayuntamiento de Almería, una ciudad en la costa mediterránea de Andalucía. La policía pudo rescatar a otras dos personas que viajaban en el vehículo, reportó la televisora pública TVE.

El jueves, los servicios de emergencia hallaron los cuerpos de una mujer de 51 años y de su hermano, de 61, en el interior de un automóvil volcado que había sido arrastrado por la crecida.

Algunos ayuntamientos en las regiones de Valencia y Murcia reportaron las precipitaciones más abundantes de su historia.

En Orihuela, a unos 200 kilómetros (124 millas) al sur de Valencia, el río Segura se desbordó en algunos puntos. Las lluvias dejaron 12 centímetros (4,7 pulgadas) de agua en apenas seis horas durante la mañana del viernes, dijo la agencia meteorológica de Comunidad Valenciana.

"Las tormentas han vuelto y todavía estamos en una situación muy compleja por el desbordamiento del río", dijo el presidente de la región, Ximo Puig, en declaraciones a TVE. "Esto tendrá un impacto económico importante, pero ahora lo importante son las vidas de las personas".

Una riada de agua enlodada recorrió las calles, arrastrando autos a su paso y anegando las plantas bajas de las casas en muchas localidades.

La Agencia Estatal de Meteorología, AEMET, mantuvo las alertas para la región por el "riesgo extremo" de aguaceros torrenciales.

Los servicios de emergencia de la región de Murcia rescataron a 144 personas de automóvil y viviendas anegadas. Al menos una persona tuvo que ser rescatada en helicóptero desde el tejado de un inmueble que quedó completamente rodeado de agua.

Los aeropuertos de Murcia y Almería, los trenes y varias rutas quedaron inhabilitados, se canceló la jornada escolar y las autoridades pidieron a la gente que evitara conducir vehículos.