Miles de personas piden en Italia línea de alta velocidad de tren Turín-Lyon


Miles de personas se manifestaron hoy en la ciudad italiana de Turín (noroeste) para reclamar la realización de la línea de alta velocidad ferroviaria (TAV) que deberá unirla con la francesa Lyon (sur), un proyecto polémico que divide al Gobierno.

Unas 20.000 personas, según los medios locales, se congregaron en el centro de Turín con pancartas y banderas europeas para reclamar la construcción de esta línea de tren que durante décadas ha sido objeto de una fuerte e incluso violenta oposición.

Es un asunto que divide al Gobierno pues, mientras los antisistema del Movimiento 5 Estrellas (M5S) se mantienen contrarios a una obra que han criticado siempre, sus socios de la ultraderechista Liga son partidarios.

De hecho varios miembros de dicho partido asistieron a la manifestación de este sábado.

El líder del M5S Luigi Di Maio justificó que estas diferencias se ponen de manifiesto porque "simplemente" -dijo- "somos dos formaciones con convicciones distintas".

Para valorar si proseguir con la obra, el Ejecutivo encargó un informe sobre su conveniencia económica y se esperan ahora los resultados, aunque los medios dan prácticamente por descontado que los costes serán superiores a los beneficios.

En caso de que así sea, el líder de la Liga Matteo Salvini ha propuesto un referéndum, rechazado sin embargo por el M5S.

Las organizaciones No Tav se han opuesto durante décadas a esta obra, llegando incluso a boicotearla, al considerarla inútil, cara y peligrosa para el medio ambiente y la salud de las poblaciones de los Alpes, pues temen la remoción de toneladas de uranio y amianto.

Por el contrario, los partidarios creen que completar la línea de tren facilitaría los intercambios comerciales con Europa, acarrearía beneficios económicos y supondría un menor tráfico de camiones y, por lo tanto, de contaminación y emisiones, entre otras razones.

La línea Turín-Lyon une Italia al Corredor Mediterráneo desde el oeste al este de Europa, unos 3.000 kilómetros de alta velocidad ideada para favorecer los intercambios económicos y reforzar la competitividad de los países del Mediterráneo.

El proyecto estratégico fue ideado en la década de 1990 pero a fecha de diciembre de 2018 solo se había excavado un total de 25 kilómetros, un 15 % del total.