Recomiendan tercera vacuna COVID para algunos en Holanda

Recomiendan tercera vacuna COVID para algunos en Holanda

El organismo de asesoría médica del gobierno holandés dijo el martes que las dosis de refuerzo de la vacuna contra el coronavirus deben darse "con alta prioridad" a las personas cuyo sistema inmunitario está gravemente comprometido. 

El Consejo de Salud de Holanda también dijo en su documento al gobierno que en la actualidad no es necesario dar dosis de refuerzo a la población en general, pero que se deben hacer preparativos para darlas si resulta claro que la eficacia de la vacuna para prevenir una enfermedad grave empieza a disminuir.

"Si bien la protección de algunas vacunas contra el contagio del COVID-19 ha disminuido parcialmente con el tiempo, no ha sucedido lo mismo con la protección contra la enfermedad grave", dice el documento.

"Por lo tanto, en la actualidad casi no hay motivo para mejorar la protección contra la enfermedad grave y la muerte con un refuerzo", añadió.

El gobierno generalmente sigue los consejos del organismo asesor al tomar decisiones relacionadas con el coronavirus.

El 62% de la población holandesa de 17,5 millones está plenamente vacunada, lo que equivale al 77% de los adultos.

El primer ministro interino Mark Rutte ha convocado a una conferencia de prensa en las próximas horas para anunciar nuevas mitigaciones en las medidas de cuarentena.

Según la prensa holandesa, se espera que anuncie los "pases corona" —prueba de que una persona está vacunada, se ha recuperado de COVID-19 o ha dado negativo en una prueba reciente— para poder entrar a bares, restaurantes, cines, museos y otros locales. Además eliminará el requisito del distanciamiento social en esos locales. 

Una cámara empresaria holandesa presentó una demanda judicial el martes para tratar de forzar la reapertura de clubes nocturnos y discotecas, con el argumento de que la persistencia del cierre de estos locales mientras se mitigan las medidas en otros sectores equivale a una discriminación ilegal.

Los clubes y discos holandeses están cerrados desde mediados de marzo de 2020. Durante una breve reapertura en el verano, aumentaron bruscamente los índices de contagio y el gobierno volvió a cerrarlos rápidamente.