Venezuela fustiga a EEUU y Reino Unido por bloquear fondos para comprar vacunas

Venezuela fustiga a EEUU y Reino Unido por bloquear fondos para comprar vacunas

CARACAS, Venezuela (EFE).- El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, mostró este jueves su rechazo a los Gobiernos de Estados Unidos y Reino Unido por negarse a liberar, al menos, 300 millones de dólares -propiedad del país caribeño-, de los casi 6,000 que están bloqueados por las sanciones, para la compra de vacunas anticovid. 

"Para la compra de vacunas, Venezuela ha exigido la liberación de al menos 300 millones de dólares de los casi 6,000 millones de dólares bloqueados por la imposición de sanciones criminales", manifestó el canciller a través de un mensaje publicado en su cuenta de Twitter. 

La petición de Venezuela, que no recibió respuesta, también fue hecha el pasado enero por el pleno de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), de mayoría chavista, con la aprobación de un acuerdo que insta a "liberar con urgencia" los fondos para la adquirir las vacunas. 

Además, los diputados exigieron al secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, y a la alta comisionada de la organización para los derechos humanos, Michelle Bachelet, "adoptar todas las medidas a su alcance para hacer cesar" la retención de los recursos. 

Según el Legislativo, esta situación viola el derecho internacional y amenaza los derechos humanos "del pueblo venezolano" en plena pandemia. 

No obstante, Arreaza destacó que, a pesar de la retención y bloqueo de fondos por imposición de las "sanciones criminales", Venezuela avanza por otras vías con países aliados, de los que proceden las 750,000 dosis de vacunas que han llegado al país. 

Rusia ha enviado 250,000 unidades de la fórmula Sputnik V y China 500,000 de la Sinopharm, por lo que en total el país cuenta con 750,000 dosis que alcanzan para inocular a 375,000 personas, poco más del 1 % de los habitantes. 

Venezuela participará, además, en la fase final de ensayos clínicos de los proyectos de vacunas cubanas Soberana 02 y Abdala con 60,000 dosis iniciales, que, según el presidente Nicolás Maduro, llegarían al país la primera semana de abril. 

Sin embargo, hasta el momento, el Gobierno no informó sobre la llegada de los fármacos cubanos ni de si ha producido algún retraso respecto a las fechas fijadas por el mandatario.