Abusa custodio de una mujer en prisión varonil

La fémina estuvo 29 días recluida en la cárcel de Calera, Zacatecas

Abusa custodio de una mujer en prisión varonil

Zacatecas, Zac.- Durante 29 días, una mujer estuvo recluida en una prisión masculina de Zacatecas y fue abusada sexualmente por un custodio, quien está prófugo.

A un año y medio después de que esos hechos se cometieron, la fiscalía y autoridades estatales salieron a explicar lo sucedido.

El 21 de agosto del año 2018 la mujer —cuya identidad se reserva por ley— fue detenida en cumplimiento de una orden de aprehensión y fue remitida a la cárcel distrital de Calera, en el municipio del mismo nombre.

Permaneció en esa prisión hasta el 19 de septiembre, fecha en la que concluyó la audiencia pública oral en la que el juez de Control del Tribunal de Enjuiciamiento ordenó finalmente su traslado al penal femenil de Cieneguillas, informaron ayer la fiscalía y la Secretaría de Seguridad Pública estatales.

Durante ese tiempo la reclusa estuvo en un área diferente a la de los hombres. Sin embargo, su custodia debía estar a cargo de personal femenino las 24 horas del día y eso no se cumplió, lo que le permitió al agresor tener contacto con ella y cometer abuso sexual.

Ahora, se lleva a cabo una investigación por el delito de violación equiparada agravada, informó la titular de la Fiscalía Especializada en Delitos contra las Mujeres y Cuestiones de Género, Fátima Encina. 

Por ser un delito grave amerita prisión preventiva, pero el presunto responsable está prófugo.

El caso salió a la luz esta semana porque la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ) insistió en una recomendación a la Secretaría de Seguridad Pública por encontrar diversas acciones y omisiones al recluir a una mujer en una cárcel de hombres.

María de la Luz Domínguez, presidenta de la CDHEZ, precisó a El Universal que en diciembre del año pasado se emitió formalmente la recomendación, pero la investigación se inició en septiembre de 2018, tras recibir la denuncia de una reclusa que fue violentada por personal penitenciario.

Precisó que "al acudir al lugar se confirmó la comisión de esa agresión sexual, la cual jamás debió ocurrir".

Domínguez indicó que desde entonces se solicitó a la autoridad no recluir a las mujeres en estos centros y remitirlas directamente al penal femenil de Cieneguillas. Subrayó que en este caso hay una grave omisión de las autoridades responsables, porque la víctima nunca debió tener contacto con el custodio, debido a que las mujeres que son recluidas siempre deben ser vigiladas y custodiadas por personal femenino.