Alcalde de Valle de Chalco denunció amenazas desde enero

Alcalde de Valle de Chalco denunció amenazas desde enero
Desde que inició la administración 2019-2021, en enero pasado, el alcalde de Morena, Francisco Tenorio, denunció públicamente amenazas de muerte en contra de él, miembros del cabildo, así como del ayuntamiento, de supuestos integrantes del crimen organizado.
"Temor sí, todos tenemos miedos de morirnos, la mayoría queremos vivir, la vida es algo muy preciado que el creador nos ha dado y que tenemos que conservar, pero esto no significa que nosotros vamos a terminar en una concesión de apoyos a las organizaciones criminales o que vamos a frenar nuestro combate a la delincuencia por razones de temor, no", dijo en una entrevista en marzo pasado.
El edil, quien ahora se encuentra grave por un balazo que recibió en la cabeza, reveló que las amenazas que recibió eran de supuestos miembros de organizaciones delictivas, quienes pedían dinero para que los dejaran laborar a cambio de no hacerles daño a los funcionarios y a su familia.
"Son llamadas de extorsión porque están pidiendo dinero y es la decisión personal de cada uno de ellos, la sugerencia es que no se les entregue nada, nosotros ya informamos a las autoridades, yo no he presentado ninguna denuncia y no la voy a presentar porque a veces eso nos complica las cosas.
"Son dos tipos de amenazas; una es contra los regidores para el tema de la extorsión y otra es la amenaza por el combate frontal que estamos dando contra la delincuencia", denunció el edil morenista.
Tenorio Contreras consideró, hace varios meses, que presentar denuncias ante las autoridades ministeriales de poco servía para evitar algún atentado.
"No, no quieren presentar denuncias [los funcionarios locales], han colgado los teléfonos y creo que no quieren presentar denuncias, no quieren complicar el tema, pero nosotros seguiremos adelante. No considero que sea pérdida de tiempo [denunciar], pero cuando te van a matar, te van a matar, y así denuncies mil veces, te van a ejecutar", expresó.
El presidente municipal rechazó la protección que le ofreció la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, según declaró en ese momento.
El edil vallechalquense sospechaba que las amenazas que recibía él y los integrantes de su administración podrían provenir de expolicías municipales que habían sido dados de baja por su probable relación con la delincuencia organizada.
Además, dijo que miembros de otros partidos políticos diferentes al suyo también serían los probables responsables de esas intimidaciones, porque vieron afectados sus intereses cuando él empezó a gobernar Valle de Chalco.