Autoridades de Guatemala y México cierran paso a caravana migrante

Autoridades de Guatemala y México cierran paso a caravana migrante
Foto: EFE
El gobierno de Guatemala estableció un total de 16 puestos de control desde las fronteras con Salvador y Honduras, hasta los límites con México, para contener el paso de la caravana de migrantes que salió la noche del miércoles desde San Pedro Sula, en su intento por alcanzar la frontera con Estados Unidos.
El Instituto Guatemalteco de Migración dio a conocer en un comunicado, que los 16 puntos de control y Centro de Atención Integral al Migrante, se "ubican en puntos estratégicos" sobre las carreteras que corren por la costa y la selva, que podrían ser usadas por los hondureños para tratar de llegar a México.
En los puntos de control participan elementos del Instituto Guatemalteco de Migración, Policía Nacional Civil, Ministerio de Defensa, de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres, Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, Procuraduría General de la Nacional, Secretaría de Obras Sociales, Ministerio de Relaciones Exteriores y otras dependencias.
"Las acciones irán en cumplimiento a lo establecido por el presidente Alejandro Giamattei quien declaró Estado de Prevención en siete departamentos del país, a partir del 14 de enero y hasta el 28 de enero, restringiendo la aglomeración de personas y otros derechos en los departamentos de Izabal, Zacapa, Chiquimula, Jutiapa, El Progreso, Petén y Santa Rosa", dice el Instituto Guatemalteco de Migración.
Además, se informó que a las personas de la región CA-4, que comprende Honduras, El Salvador y Nicaragua, que decidan internarse a territorio guatemalteco, deben presentar en las fronteras pruebas de PCR o antígeno negativo de Covid, pasaporte vigente o documento de identidad y en caso de los menos, deberán mostrar el pasaporte e ir acompañados de sus padres.
En tanto, en el río Suchiate, que divide México y Guatemala, el Instituto Nacional de Migración (INM) desplegó a cientos de elementos a lo largo del cauce, en espera de detener a algunos hondureños que burlen los 16 puestos de control que instaló el gobierno de Guatemala.