Crecen reclamaciones de seguros por baches en México

Crecen reclamaciones de seguros por baches en México



Durante 2018, la aseguradora Mapfre atendió 735 siniestros relacionados con baches en las calles y avenidas, lo que representó un incremento de 14 por ciento respecto al año previo.

La directora técnico de Autos de la aseguradora, Patricia Calvo Rey, precisó que derivado de esas reclamaciones se repusieron 897 neumáticos; esta protección se incluye en el seguro de cobertura amplia que ofrece la empresa y tiene un costo aproximado de 800 pesos.

“Es una cobertura específica que se llama garantía sobre ruedas y nosotros damos opción de contratar esta cobertura dentro de nuestros paquetes de cobertura amplia”, explicó en entrevista con Notimex.

Esta cobertura, puntualizó, es adicional al programa de reclamación por baches que tiene por ejemplo el gobierno de la Ciudad de México, como parte de su seguro de responsabilidad civil.

La directora afirmó que en caso de enfrentar un daño en una llanta por un bache, la aseguradora cubre la reparación o sustitución del mismo según el problema.

En caso de la sustitución, la aseguradora buscará que sea una igual o de características similares a las que tenía, pero en caso de que no se consiga, se indemniza al asegurado con un monto similar al costo de la llanta.

En el caso de Mapfre, refirió, la cobertura tiene un costo máximo por neumático de cuatro mil pesos y se cubren hasta cuatro neumáticos por evento; hay dos eventos de sustitución y uno de reparación en cada licencia, además la cobertura no tiene deducible para el asegurado.

Calvo Rey expuso que en los daños por bache hay atención inmediata, pero el periodo de solución va de uno a un máximo de siete días, según la disponibilidad del proveedor, la zona del siniestro, entre otros.

Por otro lado, la representante de Mapfre destacó que luego del incremento de robo de autos que se reportó en el país a partir de 2017, la empresa hizo ajustes en tarifas en determinados segmentos, canales o programas en función de la siniestralidad, pero “no ha sido un cambio de relevancia” ni por los robos, ni por los baches o condiciones meteorológicas.