Difunden otro abuso policial

Agentes entregaron a dos hermanos para que fueran linchados, otra vez en Oaxaca

Difunden otro abuso policial

Oaxaca, Oax.- Oaxaca, Oax.- Todavía sin esclarecerse el asesinato de Alexander, el joven de 16 años presuntamente asesinado por un policía municipal de Acatlán de Pérez Figueroa, un nuevo caso de abuso policial que derivó en la muerte de un joven fue dado a conocer en Oaxaca, pues se señala a agentes de San Pablo Huitzo de entregar a dos hermanos para que fueran linchados, uno de los cuales murió a causa de los golpes.

Tras ser señalados de robo de bicicleta por los pobladores, Diego y Jaciel fueron perseguidos y golpeados por los habitantes de la demarcación.

Después, acusa el sobreviviente, fueron trasladados al palacio municipal, donde la síndica Martha Isabel Hernández les negó el derecho legal de hacer una llamada a su familia.

Mientras los jóvenes esperaban en el lugar, se presentó la parte acusadora a reiterar la denuncia por robo, por lo que ambos jóvenes fueron esposados y trasladados a un paraje solitario, a bordo de una patrulla municipal que manejaba un elemento identificado como "David".

Jaciel relata que el elemento policiaco tomó otra ruta, pues se les informó que los trasladaría a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO); sin embargo, antes de llegar a la caseta de la autopista que va de la capital a la Ciudad de México, se desvió el camino para llevarlos a un campo desolado.

De acuerdo con la narración, en ese paraje varios hombres esperaban a los jóvenes para golpearlos, por lo que en medio del ataque Jaciel fingió estar inconsciente para que dejaran de pegarle.

Los hombres, que presuntamente son todos integrantes de la misma familia, siguieron golpeando a los jóvenes y posteriormente arrojaron a su hermano a un barranco; mientras que la patrulla seguía ahí. Momentos después, Diego, de 20 años, falleció a causa de los golpes.

Ante las posibles violaciones a los derechos humanos cometidas presuntamente por policías municipales de Huitzo, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) inició una investigación de oficio sobre los lamentables hechos.

Advirtió que "es evidente que existen fallas estructurales en los cuerpos de seguridad municipal", pues tiene documentadas en este 2020 otras dos muertes más en los centros de detención municipal de El Espinal y Matías Romero, en el Istmo de Tehuantepec. En lo que va del año suman 120 quejas por actuaciones violatorias de derechos humanos cometidas por corporaciones policíacas municipales, mientras que en 2019 recibió mil 344.