Emboscada de grupo armado dejó 2 muertos

Tras incendiar cafetales y cañaverales habitantes de Chuxnabán sufrieron ataque

Emboscada de grupo armado dejó 2 muertos

OAXACA, Oax.- Un nuevo ataque armado de parte de San Miguel Quetzaltepec, municipio ayuujk de la Sierra Norte de Oaxaca, a su agencia  San Juan Bosco Chuxnabán dejó dos muertos y al menos cinco heridos en el paraje El Mirador, confirmaron a EL UNIVERSAL autoridades de Chuxnabán.

Informaron que la tarde de ayer, grupos armados incendiaron cafetales y cañaverales en ranchos y parajes, por lo que las autoridades agrarias y municipales salieron a sofocar las llamas provocadas.

Fue entonces cuando los habitantes de Chuxnabán fueron emboscados por los grupos armados en el paraje El Mirador, ataque en el que fueron asesinados Domingo Martínez Pérez, de 41 años, y Eusebio Pérez Pérez de 39 años, además otras cinco personas resultaron con heridas provocadas por proyectiles de armas de fuego, quienes fueron atendidos en el centro de salud de la comunidad.

Además del ataque, las autoridades de Chuxnabán denunciaron que el grupo armado de Quetzaltepec se llevó uno de los cuerpos al paraje conocido como Piedra Colorada.

“Quieren que vayamos a rescatar el cuerpo para emboscarnos, tal como a ellos los recibieron a disparos”, acusaron.

Por la gravedad de la situación, en la comunidad ya se encuentran elementos de la Policía Ministerial, cuatro patrullas de la Policía Estatal e integrantes de la Guardia Nacional, que buscan rescatar el cuerpo en poder de habitantes de Quetzaltepec.

“Nosotros no tenemos nada que esconder, no tenemos que esconder nuestros muertos, no tenemos porqué ocultarnos”, señalaron las autoridades.

Las autoridades municipales y agrarias recordaron que desde el 17 de  junio los ataques de Quetzaltepec sobre Chuxnaban se reactivaron de forma intensa, mismos que dejaron 3 muertos en julio pasado. Y desde entonces no se han detenido.

A pesar de ello la Guardia Nacional se mantiene intermitente en la región: “Nosotros la pedimos (a la Guardia) de forma permanente, pero no han atendido nuestra petición de manera formal”, acusaron.

“Emboscaron el año pasado a tres comuneros y ahora dos muertos por sofocar un incendio y los gobiernos estatal y federal no han hecho nada por solucionar el conflicto”, acusaron.

Hicieron hincapié en que el conflicto entre estas comunidades mixes no es de naturaleza agraria, como ha sido abordado por las autoridades, sino que es administrativo, por la negación de Quetzaltepec, la cabecera municipal, de entregar los recursos que le corresponden a Chuxnabán por ser una de sus agencias, y lo cuales pertenecen a los ramos federales 28 y 33, fondos 3  y 4. Esa exigencia fue la que desató la invasión de tierras contra ellos.

“No pedimos que nos apoyen, sólo que nos den lo que nos corresponde” dijeron las autoridades municipales y agrarias de Chuxnabán al recordar que pese a mesas de diálogo y un acuerdo para iniciar el proceso de paz, firmado en febrero pasado por impulso del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI), el conflicto no ha terminado, porque Quetzaltepec viola los acuerdos.

Por esa razón hicieron una llamado al gobierno federal para que atienda el conflicto de manera “seria y pronta”, pues hasta el momento sólo se han encontrado con autoridades “cómplices” de esta violencia.