En casos ABC y Cassez jamás ejercí amenazas contra Poder Judicial, reitera Calderón

En casos ABC y Cassez jamás ejercí amenazas contra Poder Judicial, reitera Calderón
Felipe Calderón / Archivo
El expresidente Felipe Calderón Hinojosa sostuvo que su gobierno fue respetuoso de los otros poderes de la Unión, y que en los casos en los que el Ejecutivo federal fue parte ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), sus representantes expresaron los argumentos que a su juicio eran procedentes, como el caso de Cassez o el de la Guardería ABC.
"Jamás [ejercí] una presión indebida, mucho menos una amenaza, abierta o velada. Tan es así que el ministro presidente no señala en qué consisten las presiones que invoca, ni circunstancias de modo, tiempo y lugar", expresó el exmandatario en sus redes sociales.
Calderón Hinojosa insistió en que lo verdaderamente grave es lo que está ocurriendo ahora mismo.
Hizo notar que en su columna de ayer en EL UNIVERSAL, el periodista Mario Maldonado publicó información sobre oficios del gobierno federal congelando las cuentas del exministro Eduardo Medina Mora y su familia; y que una vez que renunció, sus cuentas fueron descongeladas.
"Ciertas o falsas, las acusaciones fueron usadas para deponerlo. Eso sí es chantaje sobre la Suprema Corte. Sorprendentemente, sobre este chantaje claro a un miembro de la Corte, nada dijo.
"El presidente de la Corte tiene la oportunidad de mostrar la valentía que invoca, denunciando estos hechos y exigiendo una investigación imparcial al respecto, con intervención de la Suprema Corte", indicó.
Los señalamientos de Calderón se dieron por segundo día luego de que el ministro presidente de la Suprema Corte, Arturo Zaldívar, acusó al expresidente de haberlo presionado y amenazarlo mientras era jefe del Ejecutivo federal.
Desde el miércoles, Calderón exigió al ministro presidente que, de ser cierto, debió denunciar en su momento y no una década después. Las declaraciones de Zaldívar surgieron en una entrevista transmitida por la televisión pública.
El exmandatario de la República señaló: "Niego categóricamente las presiones (...) hubiese sido deseable que las denunciara en su momento, hace seis, siete u ocho años".