"Este día no es de fiesta"

Poco qué celebrar, mucho que pedir, reclaman madres de desaparecidos

"Este día no es de fiesta"

A-AA+

Ciudad de México.- "¡Este día no es de fiesta, es de lucha y de protesta!" Con esta consigna, madres de todo el país marcharon el 10 de mayo para visibilizar la desaparición de sus hijos, y la búsqueda que ellas hacen sin ayuda de las autoridades.

Abigail Cruz Ortega, quien encabeza el grupo de las Madres con Hijos Desaparecidos, apunta que en el país suman más de 100 mil, y todos son hijos de alguien.

En todas partes, las madres denunciaron que sus casos no son atendidos y ellas, en calidad de víctimas, exigen saber dónde están sus hijas e hijos.

"Se nos está acabando el tiempo y no sabemos si vamos a tener la alegría de saber de nuestros desaparecidos", lamentó en Monterrey Juana Catalina, quien busca a su hijo José Cruz Sánchez, desaparecido el 2 de octubre de 2012, en Reynosa, Tamaulipas, junto con otros siete trabajadores.

En la capital de Nuevo León, decenas de madres de familia protestaron este Diez de Mayo, para exigir a la Fiscalía General de Justicia del Estado, avanzar en las investigaciones para localizar a sus hijos desaparecidos a lo largo de los últimos 12 años.

En Torreón, Olga Núñez Muñoz marchó ayer por primera vez para exigir por la búsqueda de su hijo José Pablo Torres Núñez, desaparecido el 26 de noviembre de 2019 en Torreón. Para la madre, la marcha significa lucha y decirle a su hijo, donde quiera que se encuentre, que lo busca.

Las madres también se concentraron frente al Hospital de la Mujer en Ciudad Juárez, Chihuahua; se manifestaron en las escalinatas del Palacio de Gobierno de Baja California Sur, en La Paz; marcharon por las principales calles del Puerto de Veracruz; recorrieron las avenidas Juárez e Hidalgo, hasta llegar a la explanada de la Plaza de Armas, frente a Palacio de Gobierno de Zacatecas. 

Todas con la misma con la misma misión y la misma signa: "Nada que celebrar".