Exfuncionarios desmantelaron la CFE, acusan

Manuel Bartlett señala “absoluto conflicto de intereses” al trabajar en la IP

Exfuncionarios desmantelaron la CFE, acusan



Ciudad de México.- El director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz, denunció que exfuncionarios públicos de diferentes etapas del gobierno mexicano que trabajan para las empresas particulares, generaron que la empresa se debilitara y hoy produzca la mitad de la energía que se consume en el país.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, afirmó que diversos exfuncionarios han caído en un “absoluto conflicto de intereses” al favorecer a las empresas privadas.

Entre ellos mencionó al expresidente de la República, Carlos Salinas de Gortari, quien fue el promotor que abrió la participación privada; José María Córdoba Montoya, quien tiene participación en el negocio eléctrico, y Jesús Reyes Heroles González Garza, exsecretario de Energía y exdirector general de Petróleos Mexicanos (Pemex), quien participa en grandes empresa y consejos consultivos de energía.

Otros son Carlos Ruiz Sacristán, extitular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), quien es presidente y director general de una empresa que tiene que ver con actividades de generación de electricidad; Luis Téllez Kuenzler, exsecretario de Energía y ex titular de la SCT, quien funge como asesor en empresas extranjeras que proporcionan supuestamente servicios de energías limpias.

Alfredo Elías Ayub, exdirector general de la CFE, quien es consejero independiente vinculado a empresas extranjeras; el expresidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, que es consejero independiente de una empresa extranjera, entre otros.

Abundó que “en este modelo neoliberal han participado funcionarios de diferentes etapas del gobierno mexicano, con lo que se crea una combinación entre los sectores privados y estas antiguas autoridades, que ha generado que en unos cuantos años la Comisión Federal de Electricidad se haya reducido a una empresa que genera nada más 50 por ciento de la energía que se consume”.

Bartlett Díaz explicó, en entrevista, que existen “siete gasoductos que están detenidos y que son de las empresas que yo dije, esos son los que necesariamente hay que renegociar” y reveló que “las empresas propietarias de los ductos que están detenidos son: Carso, IEnova y TransCanada”.