Investigan a policías por caso de cuatro cuerpos descuartizados

Investigan a policías por caso de cuatro cuerpos descuartizados
La Fiscalía General del Estado de Veracruz investiga la probable participación de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública en la aparición de cuatro cuerpos descuartizados y embolsados.
El titular de la Fiscalía, Jorge Winckler Ortiz, dio a conocer que las cuatro personas, cuyos cuerpos fueron encontrados desmembrados y embolsados en el municipio de Maltrata, podrían ser víctimas de desaparición forzada a manos de Policías Estatales. 
Narró que todas las víctimas, entre ellos dos hermanos, fueron privadas de su libertad el pasado 5 de agosto e incluso hay denuncias ante la Fiscalía por parte de sus familiares que refieren que fueron "levantadas" por parte de policías de la dependencia. En conferencia de prensa dijo que hay indicios que los hermanos Irving y Bryan fueron levantados por uniformados igual que las otras dos personas.
Se trata de Bryan de 26 años; Irving de 23 años; Jonathan Paul, de 28 años, todos originarios de Río Blanco y que desaparecieron el pasado 5 de agosto. Así como Clemente de 60 años, oriundo de Teziutlán, con domicilio en Río Blanco y cuyos familiares denunciaron una desaparición forzada ocurrida en Orizaba el pasado 5 agosto, bajo la carpeta de investigación 680/2019. 
En la denuncia, los familiares relataron que los policías entraron al domicilio, los sacaron y subieron a patrullas, sin que posteriormente hayan sido puestos a disposición de alguna autoridad para informarles sobre las causas de su detención.
"Los testigos refieren que cuatro patrullas de la Secretaría de Seguridad Pública y elementos de esa corporación ingresaron al domicilio de las víctimas, se los llevaron esposados con golpes y patadas a bordo de las unidades; sus familiares acudieron a los centros de detención de la policía estatal y municipal y de la UECS para pedir información de los detenidos, sin que en ninguno de estos sitios hayan sido puestos a disposición".
El pasado ocho de agosto, aparecieron 15 bolsas con restos humanos fueron abandonadas en la zona montañosa central de Veracruz. 
Los informes policiales dieron cuenta que los restos, que pertenecían a cuatro personas, aparecieron en el paraje conocido como Paso Conejos del tramo carretero Nogales-Maltrata.