Migrantes, de la sonrisa a la angustia

Migrantes, de la sonrisa a la angustia

San José, C. Rica.- Cuando unos mil hondureños —menores de edad y adultos, entre hombres y mujeres— emprendieron hace un año una caminata desde Honduras por Guatemala y México hacia Estados Unidos e iniciaron una oleada de caravanas de más migrantes de Centroamérica, abundaron las sonrisas y las alegres y emotivas despedidas de esperanza: el sueño americano parecía una realidad inminente para los jubilosos, desafiantes y optimistas viajeros.

Pero las sonrisas de aquel 13 de octubre de 2018 se apagaron en el transcurso de un año al estallar una de las crisis migratorias regionales más graves del siglo XXI, con viajes similares de miles de migrantes sin visas que surgieron en semanas siguientes en Guatemala, El Salvador y Honduras, y generaron un conflicto de México y esos países del Triángulo Norte con Estados Unidos.

Por las incesantes presiones del presidente Donald Trump sobre México, Guatemala, Honduras y El Salvador para cumplir su política de severa restricción migratoria, las fronteras terrestres mexicanas, guatemaltecas, hondureñas y salvadoreñas son ahora diques de contención para impedir el paso de los migrantes hacia la meta en suelo estadounidense. En respuesta al desafío migrante a Trump, Washington pactó con los cuatro países para reforzar los controles y miles quedaron varados en México o fueron deportados a sus tierras natales.

"Hemos cerrado ahora conjuntamente, entre todos estos países amigos, los agujeros", dijo el cubano-estadounidense Mauricio Claver-Carone, asesor especial de Trump, el pasado lunes.

Aunque antes del sábado 13 de octubre de 2018 hubo expediciones semejantes, como en abril y en marzo de 2017, la de ese día marcó un antes y un después en el fenómeno migratorio en el Triángulo, México y Estados Unidos.

La caravana partió por tierra en la mañana de una terminal de autobuses de la ciudad de San Pedro Sula, en el norte de Honduras. A la caravana de hace un año se unieron muchos jóvenes que, pese al peligroso reto al que se disponían a enfrentar, salieron sonrientes... en busca de los agujeros.