Piden a nuevo gobierno investigar espionaje a periodistas tras homicidio de Javier Valdez

Piden a nuevo gobierno investigar espionaje a periodistas tras homicidio de Javier Valdez
Foto: Especial

Al dar a conocer que dos comunicadores del semanario RíoDoce recibieron mensajes con el malware Pegasus después del homicidio del periodista Javier Valdez, las organizaciones Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D), SocialTIC y Citizen Lab hicieron un llamado al nuevo gobierno a establecer un mecanismo independiente que investigue el caso.
En la conferencia "Nuevos casos de espionaje #GobiernoEspía", se informó que dos días después del asesinato del periodista Javier Valdez, ocurrido el 15 de mayo de 2017, dos de sus compañeros de RíoDoce, Andrés Villarreal e Ismael Bojórquez, recibieron en sus celulares mensajes vinculados con el programa de espionaje.
Del 17 al 26 de mayo los comunicadores recibieron mensajes como: "Se unonoticias: El CJNG habría sido el responsable de la ejecución del periodista en Culiacán. Ver nota", con un link que si hubieran abierto habría infectado sus teléfonos con el malware.
Ismael Bojórquez, director de RíoDoce, dijo que ellos nunca le dieron click a ninguno de los links de los mensajes; sin embargo, no están seguros de que sus celulares no hayan sido infectados.
Frente al cambio de administración, recordó que "Andrés Manuel López Obrador, ante preguntas sobre el tema ha dicho que en su gobierno no habrá espionaje", pero comentó que a pesar de la buena voluntad, ve complicado que pueda controlar a los personajes de otras dependencias de gobierno.
En un video, Andrés Villarreal, director de información de RioDoce, indicó que les llama la atención que las autoridades, en lugar de interrogarlos decidieran entrar a sus teléfonos.
"Esto ocurre de manera tradicional en México y por supuesto que no es aceptable nadie debe ser intervenido de manera ilegal", destacó.
Con los casos de los periodistas de RíoDoce, de acuerdo con los datos de Citizen Lab, suman 24 personas que fueron atacadas con el spyware Pegasus en México.
La organización indicó que al menos ocho periodistas fueron blanco del uso de Pegasus, en algunos de esos casos sus familiares y personas cercanas también fueron víctimas del spyware.
Luis Fernando García, director ejecutivo de Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D), mencionó los cuatro puntos que le solicitan al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, para atender este tema:
El primero, es que acepte las recomendaciones internacionales que se han hecho y establezca un mecanismo que identifique a todas las víctimas de los ataques, así como a quienes los perpetraron. El cual debe ser independiente, porque las autoridades como la PGR no se pueden investigar a sí mismas.
Le pidieron que impulse una reforma integral de las normas, que establezcan controles para la adquisición y el uso de este tipo de programas de espionaje.
El tercer aspecto que le solicitaron al presidente electo es garantizar la cooperación absoluta con las instituciones encargadas de realizar la investigación del caso.
El último tema es que se acepte la instalación de una mesa de trabajo con integrantes del nuevo gobierno y las organizaciones que han dado seguimiento al caso.
García destacó que no es suficiente la buena voluntad del nuevo gobierno, que ha dicho que no habrá espionaje, sino que es necesario que se realicen modificaciones para garantizar que no continúen este tipo de acciones.
John Scott Railton, investigador de Citizen Lab, recordó que comenzaron a indagar en 2016 la empresa israelí que comercializa Pegasus.
Explicó que ellos recibieron los mensajes de los periodistas de RíoDoce, en los cuales detectaron enlaces que si los hubieran abierto se habrían contagiado con el malware.
Una vez infectado, señaló, el dispositivo habría sido utilizado como instrumento espía, teniendo acceso a mensajes, correos, llamadas y a la cámara, entre otros aspectos.
"El caso mexicano abusos es el más dramático y de irresponsabilidad de uso de herramientas que he visto en mi vida profesional, espero que este caso represente el inicio de la regulación de herramienta de vigilancia de una manera democrática y controlada", enfatizó.
"Estos casos de abuso revelan que las medidas para evitar que este tipo de cosas sucedieran fallaron completamente", lamentó Scott-Railton, puesto que cuando se registraron los casos de RíoDoce, ya habían pasado al menos nueve meses de que se dio a conocer la existencia del malware y su utilización.
Alertó también que Pegasus continúa operando, aunque no se se conoce con claridad quiénes lo siguen utilizando en este momento.
Juan Manuel Casanueva, fundador de SocialTIC, destacó que la falta de voluntad política en el tema ha sido evidente. "Hemos visto nulo avance en las investigaciones por parte de la PGR", enfatizó.