¿Qué es la CURP?

¿Qué es la CURP?

Muchos mexicanos y residentes de México todavía no saben lo que es la CURP, siglas para Clave Única de Registro de Población, pues bien, si quieres saberlo estás leyendo el artículo perfecto. La CURP se trata de un código alfanumérico único y de identidad formado por 18 caracteres. Estos 18 caracteres se corresponden con los apellidos, el nombre, la edad, la fecha y lugar de nacimiento, el sexo y los dos últimos dígitos son asignados por el Registro Nacional de la Población. De este modo, se consigue crear un número identificativo único e irrepetible que sirve para identificar oficialmente a los residentes extranjeros y a los mexicanos de todo el país.

El 23 de octubre de 1996 se estableció que todos aquellos que vivan en territorio mexicano deben tener el documento denominado CURP, que resulta indispensable para acciones tan habituales para los ciudadanos de un país como realizar la declaración de impuestos, acceder a los servicios sanitarios, ingresar en la escuela, solicitar pasaportes, etc. ...

¿Cuándo se solicita la CURP?

La CURP, desde que fuese implantada, es un procedimiento que se lleva a cabo en los recién nacidos o cuando estos van a acudir por primera vez a la escuela. Pero es posible que aquellos que nacieron con anterioridad a que fuese implantada o que aquellos que han emigrado hasta México desconozcan la necesidad de tenerla si se es residente en este país. Si quieres, puedes consultar la curp aquí en caso de que la hayas perdido o que desconozcas si estás en posesión de ella o no.

Qué hago si no tengo la CURP

Si no estás en posesión de la CURP y quieres acceder a ella por primera vez, debes presentar un documento original y una copia de un documento que pruebe tu identidad. Si eres mexicano nacido en este país, tan solo tendrás que entregar tu acta de nacimiento, pero si eres un extranjero que vive en México, necesitarás la carta de naturalización conforme indica el gobierno. Puedes tener más información a través de este enlace que acabamos de referenciar y consultar con detalle el procedimiento, así como solicitar información adicional o ayuda en caso de necesitarla.

Algo que también se debe saber es que, para solicitar la CURP por primera vez, los trámites han de hacerse de manera presencial en las oficinas del Registro Civil, las oficinas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público o los módulos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro.

La CURP es, como decimos, un instrumento forzoso para realizar numerosas actividades de la vida cotidiana de cualquier ciudadano de cualquier país, convirtiéndose en un registro individual indispensable no solo para todos los habitantes de México, nacionales y extranjeros, sino también para aquellos mexicanos y mexicanas que vivan en el exterior.

Peligros de no tener la CURP

No tener el CURP supone un impedimento para llevar a cabo muchas acciones diarias en la vida de cualquier ciudadano de un país.  Pero para los ciudadanos extranjeros que ya pasaron el periodo de turista es aún peor, pues permanece como ilegal en el país.

Es un requisito que te pedirán para identificarte para un puesto de trabajo, por lo que no podrás tener acceso a él, y los mismo ocurre para poder acceder a la universidad, es decir, no tener el CURP te impedirá llevar una vida normal y te limitará enormemente las oportunidades y los derechos, como es el caso del derecho al trabajo y a la educación.

Pero el mayor de los problemas aparecerá en el plano económico, pues para cualquier transacción con el banco necesitarás estar en posesión de la CURP. En el caso de ser extranjero, para el banco será muy difícil poder identificar a la persona con exactitud, por lo que tus solicitudes serán rechazadas.

¿Es obligatorio tener la CURP?

La CURP llegó a México para hacer a los mexicanos su vida más sencilla, incluyendo a aquellos ciudadanos mexicanos que se encuentran viviendo fuera del país, reportando varios beneficios.

Gran parte de la población realmente no sabe si es obligatorio estar en posesión de la CURP y realmente no lo es, es decir, no existe multa por no tenerla, pero se ha vuelto imprescindible para realizar tantos trámites que en algún momento vas a tener que solicitarla. Teniendo en cuenta que es completamente gratuita, mejor sacarla cuanto antes.

Entre sus principales beneficios se encuentra que elimina todas las claves que el ciudadano haya podido tener con anterioridad en sus relaciones con el gobierno, volviendo todos los procesos mucho más sencillos al disponer de una clave única.

Los ejemplos de uso más habituales son en las relaciones con las empresas, en la escuela y en las universidades, donde es el sistema por el que se identifican tanto al profesorado como al alumnado, y además, permite a los ciudadanos realizar muchos trámites de manera online, con esta clave ya no tendrán que desplazarse a las oficinas personalmente.