¿Quién es Édgar Veytia, el exfiscal señalado en el caso Cienfuegos?

¿Quién es Édgar Veytia, el exfiscal señalado en el caso Cienfuegos?
Édgar Veytia / Archivo
Hasta antes de su detención en San Diego, California, el 28 de marzo de 2017, el exfiscal de Nayarit, Édgar Veytia, era un funcionario del primer círculo del exgobernador Roberto Sandoval, con quien fue director de Seguridad Pública en el municipio de Tepic entre 2008 y 2011.
Tras llegar al gobierno del estado (2011), Sandoval promovió una reforma a modo en 2013 para dotar de autonomía a la Fiscalía de Nayarit y darle poderes plenipotenciarios a su titular, que prácticamente no tenía contrapesos al interior de la dependencia. En febrero de ese año el Congreso de Nayarit, con mayoría priísta, nombró a Veytia como Fiscal por un periodo de 7 años.
Su nombramiento fue polémico, pues no reunía los requisitos necesarios ya que tenía antecedentes penales por lesiones intencionales, según una ficha signalética de la extinta Procuraduría General de Justicia del Estado de Nayarit de noviembre de 2005.
Durante su gestión, Veytia redujo los índices de violencia en el estado, sobre todo en homicidios dolosos (de 465 casos en 2011 a 36 en 2016, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública). Y esa era su respuesta ante cualquier señalamiento; sin embargo, ahora se sabe que se trataba de una "pax narca", pues daba protección a varios cárteles, entre ellos el de Juan Francisco Patrón Sánchez, "El H2", abatido en Tepic por la Marina el 10 de febrero de 2017.
La madrugada del 13 de octubre de 2013, elementos de la Marina y un grupo delictivo se enfrentaron en el municipio de Santa María del Oro: los marinos perseguían a un grupo de sujetos armados que salía de una supuesta narcofiesta y comenzó el tiroteo.
Entre los detenidos ese día había varios miembros de la Policía Nayarit y se especuló que también estaba el fiscal Edgar Veytia. Aunque esa información nunca ha sido confirmada, dio origen a una serie de señalamientos en su contra que, después de su detención, se han convertido en denuncias públicas por extorsión, despojo o tortura.
Durante la elección intermedia de 2014, el 28 de mayo, Veytia recibió con policías antimotines y toda la fuerza de la Policía Nayarit desplegada a sus espaldas a la comitiva de las dirigencias nacionales del PAN y el PRD que buscaba dialogar con él para pedirle que garantizara una elección tranquila.
El fiscal comentó que los políticos querían hablar sobre su trabajo y que lo único que él hizo fue mostrarles cómo y con qué se resguardaría la seguridad durante la elección, en la cual su suegra, Alicia Monroy Lizola, fue electa presidenta municipal de Compostela.
El 23 de enero de 2016, de forma ilegal, el exgobernador Sandoval otorgó a Veytia —quien también es su compadre— una notaría en el municipio de Bahía de Banderas. El fiat notarial le fue revocado por el Congreso local tras su detención en los Estados Unidos.
En octubre de 2016, los hijos de Julián Venegas Guzmán, compadre de Joaquín "El Chapo" Guzmán, acusaron al fiscal de encubrir el secuestro de su padre. Aseguraron que en él participaron miembros de la Policía Nayarit bajo el mando de Veytia.
Como fiscal de Nayarit, Veytia tenía bajo su mando no sólo a los elementos de la Policía Nayarit, sino que daba órdenes a todos los elementos municipales del Estado, excepto a los de Tepic, por estar integrados en un mando único a su cargo.
Veytia desdeñaba las críticas y los señalamientos en su contra, aseguraba que su trabajo hablaba por él y se atenía a las estadísticas oficiales.
Según una Corte de distrito de Nueva York, Edgar Veytia, alias "El Diablo", "Eepp" o "El Lic Veytia", amasó una fortuna de 250 millones de dólares por sus actividades ilícitas en Estados Unidos, donde manufacturó y distribuyó por lo menos 5 kilogramos de cocaína, un kilo de heroína, 500 gramos de metanfetamina y una tonelada de marihuana entre enero de 2013 y febrero de 2017.
Ante la misma Corte se acusó al exfuncionario nayarita de conspirar para introducir de manera ilegal drogas en los Estados Unidos y, en enero de 2019, Veytia se declaró culpable de estos cargos.
Actualmente la Fiscalía de Nayarit tiene 17 carpetas de investigación abiertas en contra del exfiscal y se han liberado tres órdenes de aprehensión en su contra pues se presume que es responsable de privación ilegal de la libertad y despojo.