Reportaje sobre fosas clandestinas en México gana premio Breach / Valdez

Reportaje sobre fosas clandestinas en México gana premio Breach / Valdez
Foto: EFE

CIUDAD DE MÉXICO (EFE).- "El país de las 2000 fosas", una investigación sobre los entierros clandestinos en México, obtuvo este viernes el Premio Breach/Valdez de Periodismo y Derechos Humanos 2019, galardón instaurado en memoria de Miroslava Breach y Javier Valdez, periodistas asesinados en 2017.


El premio fue entregado por Griselda Triana, viuda de Valdez y presidenta del jurado, a los periodistas Alejandra Guillén, Mago Torres, Marcela Turati, David Eads, Erika Lozano, Paloma Robles y Aranzazú Ayala por su investigación, publicada el 12 de noviembre de 2018 en la plataforma digital Quinto Elemento Lab.

La premiación se llevó a cabo en la Casa de Francia, en la capital mexicana, coincidiendo con el Día Mundial de la Libertad de Prensa.

El premio es convocado por el Centro de Información de las Naciones Unidas en México (CINU-México), la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, el Departamento de Comunicación de la Universidad Iberoamericana, la Agencia France Presse (AFP) y las embajadas de Francia y de Suiza.

Los organizadores reconocieron el periodismo comprometido, innovador y riguroso que el equipo de periodistas llevó a cabo para localizar y visibilizar uno de los problemas graves que aquejan el país, el de las miles de víctimas desaparecidas y enterradas en fosas en todo el país.

De acuerdo con el trabajo periodístico, se han encontrado al menos, 1,978 entierros clandestinos en 24 estados del país de entre 2006 y 2016, muchos más que los que reconoce.

Dada la persistencia de los asesinatos contra periodistas y la impunidad sobre estos crímenes, el director del CINU-México, Giancarlo Summa, exhortó al Gobierno de México a nombre de las agencias de la ONU convocantes al premio a redoblar esfuerzos y generar un ambiente propicio para el desarrollo del periodismo.

"Es necesario hacer de la seguridad de quienes ejercen el periodismo una prioridad que se vea reflejada en la implementación de medidas efectivas de prevención y de acceso a la justicia contra todos los tipos de violencia e intimidación contra los periodistas", expuso.

Añadió que "la actual administración federal tiene la oportunidad histórica de revertir una tendencia que vulnera la democracia y el Estado de derecho, garantizando la libertad de expresión y el derecho a la información".

La embajadora de Francia, Anne Grillo, reiteró su convicción de que a través este premio no sólo se recuerda y homenajea a los periodistas que murieron por la libertad de expresión sino que se busca dar visibilidad y proteger a quienes informan arriesgando su vida.

"Este premio implica tener bien presentes nuestras responsabilidades y los compromisos que hemos decidido defender: el principio de proteger a los periodistas en el ejercicio de su función, de alertar y de abogar por ellos en nuestro diálogo con las autoridades", subrayó.

A su vez, el embajador de Suiza, Eric Mayoraz, sostuvo que el periodismo investigativo serio y crítico es un contrapeso sumamente importante a los poderes del Estado y fundamental para una democracia.

"Estoy convencido que, dándole visibilidad al trabajo tan valiente de periodistas que se dedican a ponerle luz sobre violaciones a derechos humanos en México, (el premio) es una modesta pero aun así importante contribución a la lucha por un México y un mundo más pacífico, más democrático y más justo", indicó.

Por su parte, Balbina Flores, representante en México de Reporteros Sin Fronteras, organización que auspicia el premio, dijo que "la verdadera libertad de prensa es que los periodistas puedan investigar e informar sobre cuestiones de interés público sin temor a ser atacados o amenazados".

Finalmente, los convocantes condenaron el asesinato ocurrido ayer de Telésforo Santiago Enríquez, fundador y director de la radio comunitaria "Estéreo Cafetal, la Voz Zapoteca", de Oaxaca.

Con la muerte de Santiago por lo menos ocho periodistas han sido asesinados durante la gestión del presidente Andrés Manuel López Obrador, iniciada el pasado 1 de diciembre.

Durante el mandato del presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) se cometieron 47 asesinatos de periodistas en México, de los cuales nueve fueron en 2018, de un total de 2.347 agresiones contra los medios de comunicación.

El premio fue instituido en memoria de Miroslava Breach y Javier Valdez, periodistas asesinados respectivamente el 23 de marzo de 2017 en el estado de Chihuahua y el 15 de mayo de ese mismo año en Sinaloa.