Tres Ríos quedó marcada por aquel "jueves negro"

Culiacán, Sin.- Residentes y comerciantes de la zona de Tres Ríos, donde se realizó el operativo fallido contra Ovidio Guzmán, consideraron que desde aquel jueves se perdió parte del encanto en la colonia como centro de moda de gastronomía y vida nocturna.

"Ese sector quedó marcado desde esa tarde", sentenció el chef Miguel Taniyama Ceballos y presidente de la Cámara de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) de Culiacán.

Recordó cómo en aquella ocasión comensales, cocineras, cajeras, meseros y personal de apoyo de restaurantes en Tres Ríos tuvieron que permanecer tirados en el piso por varias horas, escuchando cientos de disparos de todos calibres, "es una vivencia que no se olvida y te mantienes en una alteración continua".

El periodista Ernesto Alfredo Martínez Cervantes reconoce que el miedo siempre va cuando hay una cobertura periodística de violencia, pero lo vivido aquel jueves negro, atrapado en tres fuegos cruzados por más de cinco horas, "son vivencias que todavía me causan sobresaltos". Su cobertura periodística de aquel 17 de octubre lo hizo merecedor del premio Emmy de la Academia Nacional de Televisión, Artes y Ciencias de Estados Unidos, al contribuir con su material de videos en la serie "The plan to rescue El Chapo´s son".

Sin presencia armada

En Culiacán, tras los hechos ocurridos en el llamado" jueves negro" o "culiacanazo" se desplegó un operativo militar tres días después de los acontecimientos violentos, el cual fue denominado Seguridad y Paz, con la participación de 427 elementos de las Fuerzas Especiales y una brigada de fusileros paracaidistas. Sin embargo, el despliegue sólo duró dos meses; en silencio, esta fuerza castrense abandonó Culiacán.

Con el paso de los días y semanas, la ciudad retomó sus actividades y la presencia militar desapareció de las calles.