Unidad canina, con 30 años de servicio

Hay perros de las razas pastor alemán, pastor belga malinois, pastor holandés y un xoloitzcuintle

Unidad canina, con 30 años de servicio

Ciudad de México.- Desde su creación, el 16 de abril del año de 1989, la Unidad Canina de la Policía Federal ha participado en diversos operativos relativos a la detección de estupefacientes, armamento, artefactos explosivos, papel moneda, búsqueda y rescate de personas, cadáveres e intervención en operaciones especiales cuando así sea requerido.

En la actualidad, a tres décadas de distancia, se cuenta con 166 ejemplares de cinco diferentes razas: pastor alemán, belga, holandés, labrador y, recientemente se incorporó un xoloitzcuintle, que es el emblema de la institución.

Los animales han brindado apoyo a países como Haití y Guatemala, al tiempo que han participado en el rescate de vidas humanas en los sismos ocurridos en septiembre de 2017, tanto en el estado de Oaxaca como en la Ciudad de México.

El titular de la División de Fuerzas Federales de la Policía Federal, Raúl Ávila Ibarra, refirió que la colaboración binacional México-Estados Unidos para el combate al narcotráfico dentro del marco del respeto mutuo a las naciones hermanas, "ha dado grandes resultados".

Estos resultados, dijo, se han incrementado por la donación de material y equipo, así como sensores caninos y capacitación a sus manejadores. Resaltó que varios de los ejemplares participan en el combate a los estupefacientes, entre ellos, el fentanilo, la droga más peligrosa de reciente diseño.

Como parte de la referida Iniciativa Mérida, el gobierno de Estados Unidos ha donado 208 ejemplares caninos, ha apoyado con equipamiento médico, en tanto que el personal de la unidad canina ha recibido capacitación en Guatemala, Perú, Canadá y Estados Unidos.

Además, colaboran en áreas de la institución u otras de los tres órdenes de gobierno, a fin de realizar revisiones en centrales camioneras, aeropuertos, puertos marítimos, paqueterías, puntos de revisiones carreteros y en donde así sean requeridos.

"Durante ese tiempo (de adiestramiento y de despliegue a un estado) comen, duermen y juegan junto con sus manejadores", acotó, y descartó que algún animal haya muerto durante alguna misión en específico.