Las malas noticias no paran

El poder corrompe, el poder excesivo corrompe excesivamente

A los ojos de otros países más organizados y democráticos  del mundo, nuestro país, lo digo con pesar, ya debe estar catalogado entre los de más bajo nivel dentro de los estándares de calidad de gobierno, impartición de justicia, servicios de seguridad pública, estado de Derecho, respeto a los derechos humanos y economía. O bajo los que rigen para medir niveles de educación y calidad en servicios de salud y confianza y credibilidad en nuestras instituciones.  En todos ellos, me parece, calificaría el nuestro mal, muy mal. El actual gobierno, si bien recibió al país ya muy dañado por la corrupción y la violencia, en casi todos los renglones, los está profundizando aún más, por el afán, la obsesión, del presidente López Obrador de acaparar dinero público para acumular más y más poder en sus manos, lo que nos llevaría directamente hasta la dictadura de un solo hombre, con todos los males que históricamente, conllevan esos regímenes: miseria, opresión, atraso, etc. Ejemplos, sobran en nuestro continente y en otros.

Creo que es motivo de vergüenza no solo para el gobierno de México, sino para los ciudadanos mexicanos en general, que algunos de los transgresores de la Ley que caen en las manos de la justicia, no lo hacen precisamente ante las autoridades mexicanas, sino ante las extranjeras, europeas o norteamericanas, donde son procesados con el rigor legal que ameritan, y enviados a prisión cuando resultan culpables. Más aún cuando muchos de ellos resultan ser importantes funcionarios o ex funcionarios del gobierno de México: gobernadores, diputados, procuradores de justicia, dirigentes pseudo religiosos, o militares de alto rango y máxima responsabilidad, como es el caso actual del general Salvador Cienfuegos, apresado hace dos o tres días en el aeropuerto de Los Angeles, California, por vínculos con el narcotráfico y lavado de dinero, aun por comprobarse.

Allá, en los EUA, no aplica eso de que "se escaparon", o de que le embarraron dinero a algún alto funcionario o político, u obtuvieron un amparo por deficiencias en la acusación. Allá van a dar con sus huesos en la cárcel por un buen tiempo, una vez que se les comprueban los cargos ante un juez competente y respetable, como debe ser. Ejemplos hay muchos, pero solo entre los más recientes, están el Chapo Guzmán que purga cadena perpetua, el deleznable Naasón Joaquín García, (todavía continúa su proceso), abusador sexual y pederasta, (al que por cierto, le rindió homenaje Morena en Bellas Artes hace poco más de un año), o el reciente, de apenas el jueves último, del General Salvador Cienfuegos, secretario de la Defensa Nacional durante la presidencia de Peña Nieto. 

Falta ver si la justicia norteamericana le puede comprobar los cargos y eventualmente condenarlo  a prisión, pero sin importar el resultado del proceso que le iniciarán, el hecho de haber sido detenido por la autoridad de EUA, es un golpe demoledor a la confianza, credibilidad y respeto de todos los militares del país, en la honorabilidad y rectitud de sus más altos mandos, y ya sea que se le comprueban legalmente los cargos o no, quedará dañada seriamente la moral del ejército, por un doloroso sentimiento de traición a México, a los mexicanos y a la honorabilidad militar de parte de quienes debieran ser el mejor ejemplo de honor y amor al país.

En su mañanera del viernes pasado, el presidente AMLO, dijo que "la detención del general Cienfuegos en Los Angeles, EUA, es solo una muestra inequívoca de la degradación a la que ha llegado el sistema político en México". Y aquí cabría recordarle que de ese sistema degradante como él lo llamó, es de donde él provino directamente, ahí es donde se incubó su cargo actual. De ahí, de ese corrupto sistema de partido único en el que durante muchas décadas se practicó el fraude electoral, la simulación democrática, la afiliación masiva, el relleno de urnas, el sindicalismo charro, el presidencialismo imperial en el que no se movía la hoja del árbol sin la aprobación presidencial. El sistema corrupto que produjo la creación de miles de fortunas mal habidas bajo la sombra del poder y de los altos cargos públicos. Justo de ahí proviene la carrera política de AMLO.

El general es acusado en aquél país, de traficar con heroína, marihuana y metanfetaminas, además de lavado de dinero y el presidente López, se apresuró a advertir, que antes de juzgarlo y condenarlo, habría que esperar que se le procese y condene, después de que se respeten plenamente sus derechos de defensa. 

Pero, estimado lector, es poco probable que el gobierno norteamericano se haya decidido a acusar a un militar del primer rango que apenas hace dos años, tenía además la calidad de secretario de estado, bajo el mando del presidente de la república, en ese entonces EPN. Cabe suponer que lo detuvieron porque el sistema judicial de aquél país tiene ya un paquete de pruebas consistentes, pues de no ser así, se expondrían al mayor ridículo mundial y a una fuerte demanda del acusado.  

El caso Cienfuegos enfrenta todavía muchos capítulos y aristas por ventilarse públicamente, pero hace recordar el trato amistoso y cercano que tuvieron durante la campaña del 2018 el presidente saliente, Peña Nieto y el entrante López Obrador, también y especialmente, durante el período de transición jul-nov de ese año, cuando recorrían juntos y sonrientes, los patios y salones del Palacio Nacional. Veremos qué pasa con este proceso al que estará sometido el ex secretario, pero si le resulta condena, será poco probable que no quede involucrado también el ex presidente Peña.

-----------------0-----------------

Son arbitrarios e injustos los fallos del INE y del Tribunal Electoral resultantes de las abiertas presiones presidenciales, con los que se le negó el registro a MEXICO LIBRE, el partido promovido por FELIPE CALDERÓN Y MARGARITA ZAVALA, que dañan al país y a millones de ciudadanos que estábamos en espera de una alternativa política más atractiva que la de los partidos actuales que están bastante deteriorados en  el aprecio público. Y además, le dieron el registro a otros partidos proclives a Morena. En suma, doble pifia jurídica y atropello a la Justicia por el miedo a AMLO. Es un hecho que el presidente le tiene pánico a la fuerza que podría alcanzar MEXICO LIBRE.

lujambio06@hotmail.com