Lázaro Cárdenas y AMLO

Erróneamente, algunos sectores han querido equiparar la gestión de Andrés Manuel López Obrador con la administración del ex presidente Venezolano, Hugo Chávez. Es un hecho que existen similitudes discursivas en sus campañas electorales, ambos son populistas de izquierda. Pero en el estilo personal, acciones de gobierno e ideología tienen profundas diferencias. Por ejemplo, Chávez asumió un liderazgo histórico en América Latina, en cambio, AMLO renunció al protagonismo en la región. En una próxima entrega abordaré los contrastes entre la Quinta República Bolivariana y el Movimiento de Regeneración Nacional.

Obrador es un político de izquierda con valores conservadores, que su primera formación fue en el nacionalismo-revolucionario del PRI, se convirtió en oposición en el PRD y concretó su victoria presidencial con Morena, un partido movimiento hecho a su medida. En múltiples ocasiones ha expresado su admiración por los liberales mexicanos del siglo XIX, en especial por Benito Juárez. En las ultimas campañas incorporó la figura de Francisco I. Madero, resaltando los principios democráticos para tratar de ahuyentar los fantasmas reeleccionistas que sus detractores advierten. 

A mi modo de ver para comprender a López Obrador debemos acudir a la figura de Lázaro Cárdenas. Es indudable la influencia del cardenismo en el obradorismo. Encontramos en la administración del General Cárdenas (1934-1940) inspiración y convergencia con la actual administración, sobretodo en lo simbólico.

Lázaro Cárdenas tenía una dualidad política. Su formación e instrucción institucional fue cercana a Plutarco Elías Calles, así lo documenta el investigador Ricardo Pérez Montfort en su ultima biografía, Un mexicano del siglo XX. Mientras la ascendencia ideológica la identificamos en la figura de Francisco J. Múgica, intelectual y constituyente revolucionario. El General Calles es recordado como un hombre fuerte, que cimentó y construyó instituciones. Acerca de Múgica, Anna Ribera Carbó, lo define en El presidente que no tuvimos como un jacobino radical. Basándome en las investigaciones referenciadas y otras lecturas deduzco que Calles impactó en la disciplina institucional de Cárdenas y Múgica en el ideario cardenista. 

En los Apuntes del General Cárdenas localizamos sus pensamientos y reflexiones. Cárdenas fue jefe militar en la Huasteca, experiencia que lo politizó en defensa de los energéticos al observar los abusos de las trasnacionales petroleras. La gubernatura de Michoacán fue el ensayo presidencial. Como gobernador su primera acción fue reducirse el sueldo de 60 pesos diarios a 30. Ejerció como presidente del Partido Nacional Revolucionario y como funcionario público fue Secretario de Gobernación y Ministro de Defensa. Basta experiencia antes de asumir la candidatura presidencial. 

A partir de abril de 1933 hasta marzo de 1938 se incrementa la afinidad entre el ex presidente michoacano y el actual titular del ejecutivo. En su campaña, Cárdenas, recorrió el país entre febrero y septiembre de 1934, documentando en sus cuadernos su diagnóstico y probables soluciones a los problemas públicos. El entonces candidato destacaba la organización del ejido, la educación pública, la intervención estatal en la economía, la infraestructura carretera, la mejora salarial y la intención por desarrollar el sureste con un proyecto ferroviario.

En el gobierno de Cárdenas, los postulados revolucionarios tomaron mayor relevancia: distribución de la tierra, se organizó e incorporó a los campesinos y  obreros al partido de masas, la economía fue regulada por el Estado, el desarrollo fue diseñado en planes quinquenales, le otorgó asilo político a León Trotski, recibió a los españoles exiliados por la Guerra Civil, denunció el fascismo y con un discurso nacionalista se expropió el petróleo. 

El General Cárdenas se diferenció y confrontó a su mentor, Elías Calles. El 30 de noviembre de 1934 registró en sus Apuntes, "determine no vivir en el Castillo de Chapultepec que ha venido sirviendo de residencia al presidente de la República, para que el público pueda visitarlo con toda libertad. Un 95 % de la población no conoce el interior del castillo, que es de gran atractivo por su ubicación y sus antecedentes históricos". Sobre candidatura presidencial reflexionó, "ofrecí al pueblo, como puntos salientes de mi programa, una administración honesta y empeñarme por satisfacer las necesidades y mejorar las condiciones de la clase obrera".   

Revisando la gestión de López Obrador encuentro similitudes con la presidencia de Lázaro Cárdenas: apertura de Los Pinos a los ciudadanos, asilo político a Evo Morales, reducción de los altos salarios, resaltar la honestidad en el discurso, defensa nacionalista de los energéticos, proyectos de desarrollo para el sureste de México, cercanía con la gente, confrontación a los grupos de interés y corporativismo sindical. 

Agregaría un paralelismo. El General Cárdenas movilizó al pueblo mexicano para el pago de la expropiación petrolera en marzo de 1938. Guardando las proporciones, Obrador intenta activar a sus bases con la rifa que no es rifa del avión presidencial. En suma, para entender al obradorismo recomiendo estudiar al cardenismo. Definitivamente, la figura de Cárdenas predomina en el gobierno de Andrés Manuel. 

Mail: liclopezmonsivais@gmail.com 

Twitter: @francotiradort1