Bebidas fermentadas que son buenas para la salud

Bebidas fermentadas que son buenas para la salud
Tomar bebidas fermentadas como el pulque, la cerveza o el vino, con moderación (una copa o vaso al día), ayudan a tener una buena digestión, previenen enfermedades degenerativas y alcalinizan el cuerpo, así lo informa el Dr. Jorge Reskala, médico naturópata.
En el estudio: "Efectos del consumo de alcohol sobre la microbiota intestinal de adultos sanos", presentado por Ascensión Marcos, Directora del Grupo Inmunonutrición del Instituto de Ciencias y Tecnologías de los Alimentos y Nutrición del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, en el XI Congreso de la Sociedad Internacional de Inmunonutrición, menciona que en dicho estudio, el consumo de bebidas como la cerveza o el vino, tienen efectos en la composición de la microbiota intestinal, que son microorganismos vivos que alberga el tubo digestivo, y ayudan a la protección del sistema inmune, así como la protección de la mucosa intestinal. Además de contribuir en la producción de vitamina B y K.
Además de estos beneficios, te diremos algunos otros de estas tres bebidas:
- Pulque
La bebida de los dioses ayuda con los trastornos gastrointestinales, la debilidad, la pérdida de apetito, con padecimientos renales y la gastritis al contener lactobacilos que regeneran la flora intestinal; asimismo, es una bebida diurética.
Consumirlo con diferentes frutas, puede aislar cepas de microorganismos con potencial probiótico.
En ciertas zonas del país suelen consumir pulque los adultos por los bajos niveles de desnutrición, siendo esta bebida un complemento alimenticio por su contenido de vitamina C, minerales, proteínas, y complejo B.
- Vino tinto
El vino es una bebida que tiene resveratrol, sustancia que se encuentra en la cáscara de la uva y mejora la salud cardiovascular, protege contra el cáncer y ayuda en el tratamiento del acné, según un estudio de Medical News Today. También ayuda a la prevención de los coágulos sanguíneos y a reducir el colesterol de lipoproteínas de baja densidad.
Por si fuera poco, los antioxidantes que contienen el vino tinto, llamados polifenoles, ayudan a proteger el revestimiento de los vasos sanguíneos del corazón.
El vino ayuda a disminuir cáncer de colon hasta en un 45%, de acuerdo con un estudio realizado por la Universidad Stony Brook.
- Cerveza
La cerveza es rica en vitaminas B12 y B6, de ácido fólico y antioxidantes por lo que previene el envejecimiento del organismo, con un consumo moderado.
Un estudio realizado por la Harvard Medical School y la American Stroke Association, indicaron que la cerveza previene hasta un 50% el riesgo de tener un accidente cerebrovascular ya que previene la formación de coágulos en la sangre.