Disfruta la Cuaresma con pescados y mariscos mexicanos

Disfruta la Cuaresma con pescados y mariscos mexicanos
Los pescados y mariscos tienen fama de ser costosos y difíciles de cocinar, además, poco se conoce sobre sus beneficios nutrimentales y la gran variedad de especies con la que cuenta nuestro país.
El consumo per cápita de pescados y mariscos en México es de 13 kilos por año, muy por debajo de las recomendaciones mundiales.
- No todo es salmón y atún
Si bien el salmón y el atún son pescados con muchas cualidades (razón por la cual son los favoritos de los nutriólogos), existen otras variedades que ofrecen beneficios similares a un menor costo, tal es el caso de las sardinas; excelente fuente de omega 3, proteína y vitamina D, necesaria para mantener en buen estado la salud ósea, por otro lado, pescados como trucha, lobina y tilapia mexicana son excelentes opciones durante esta Cuaresma.
- Beneficios a la salud
Los productos del mar son muy buena fuente de proteína de fácil digestión; en el caso de los pescados, se clasifican en blancos y azules dependiendo de su aporte de grasa, la cual beneficia al cerebro, la visión, la salud cardiovascular y las funciones cognitivas. Así mismo, son ricos en fósforo, indispensable para mantener huesos saludables, yodo necesario para la producción de hormonas tiroideas y calcio, encontrado en pescados con espinas comestibles como es el caso de los charales y la sardina.
Los pescados blancos son ideales en dietas de adelgazamiento pues su aporte de grasa es menor al 3%.
-Pescados y mariscos por temporada
El respeto a la temporalidad de las especies marinas (vedas) es importante para mantener la sustentabilidad respecto a sus capturas.
Según el Consejo Mexicano de Promoción de los Productos Pesqueros y Acuícolas (COMEPESCA), especies como la langosta roja, calamar gigante, ostión, mejillón, jaiba, trucha arcoíris, mero rojo, tilapia, camarón, jurel, atún aleta amarilla y barrilete, cuentan con certificación de pesca sustentable.
A diferencia de lo que se cree, muchas de las especies marinas que se consumen a nivel mundial, provienen de cultivos (acuacultura responsable), los cuales cumplen con todas las medidas de inocuidad y sustentabilidad para brindar al consumidor productos de primera calidad.