Kellogg busca cubrir su demanda de maíz amarillo con agricultores mexicanos

Requiere más de 100 mil toneladas de este grano al año para su cereal Corn Flakes

Kellogg busca cubrir su demanda de maíz amarillo con agricultores mexicanos

Querétaro.- México se ubica como uno de los mercados más importantes para Kellogg en el mundo, y es clave para su crecimiento en Latinoamérica. Bajo esta premisa, y la necesidad de 300 mil toneladas de maíz amarillo al año, Kellogg estableció en 2017 una alianza estratégica con una de las organizaciones en pro de la agricultura más importante de nuestro país: CIMMYT (Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo) para llevar a cabo el proyecto "Apoyo al abastecimiento responsable y agricultura sustentable de maíz en México".

A través de esta alianza trabajan con pequeños, medianos y grandes productores agrícolas de México para impulsar la producción de maíz amarillo mediante prácticas sustentables en diferentes puntos del país. Lo anterior significa brindar asesoría técnico – científica que permita crecer la productividad de sus tierras y hacer uso eficiente de los recursos naturales  disponibles, obteniendo mejores cultivos y teniendo una actividad económica más redituable que mitigue los efectos del cambio climático.

La expectativa es crecer la proveeduría de maíz amarillo local para Kellogg en México, cultivado mediante técnicas de agricultura de conservación. Se busca que, mediante esta iniciativa, en este año un total de 300 pequeños y medianos productores produzcan más de 100 mil toneladas de este grano con técnicas sustentables para ser utilizado en el cereal Corn Flakes, marca que goza de amplia tradición en nuestro país.

Este proyecto fomenta el desarrollo de sistemas agroalimentarios sustentables para que los requerimientos de maíz amarillo se aseguren mediante condiciones de contratación inclusivas y responsables, mediante métodos de producción sostenibles, desde el punto de vista medioambiental. Se incide particularmente en el uso eficiente del agua, mejores prácticas para la aplicación de agroquímicos y se reduce el uso de combustibles que producen gases de efecto invernadero.

"La alianza alcanzada con el CIMMYT es estratégica para continuar avanzando en nuestros objetivos de sustentabilidad globales, al tiempo que favorecemos el cultivo de granos bajo técnicas de agricultura de conservación, que después convertimos en alimentos saludables y deliciosos para nuestros consumidores" expresó Paulo Ruíz Ayala, director de compras y abastecimiento responsable para Kellogg Latinoamérica.

Por su parte, Bram Govaerts, representante regional del CIMMYT en América Latina, expresó: "Queremos que los productores de Sinaloa y Guanajuato puedan ofrecer a Kellogg México un suministro estable de grano con valor agregado, por su alta calidad nutritiva, su producción bajo prácticas agrícolas sostenibles optimizando los insumos y reduciendo el impacto de la actividad agrícola en el medio ambiente".

Hoy en día Kellogg apoya a más de 300 mil agricultores, sus familias y comunidades en México, como parte de uno de sus objetivos globales a 2030 para impactar a 1 millón de agricultores, impulsando  prácticas de agricultura climáticamente inteligente y técnicas sustentables de producción de manera que incrementen la productividad del campo y la resiliencia al cambio climático, crezca la viabilidad económica de su trabajo y reduzcan los desperdicios de alimento y postcosecha, de manera que se beneficien particularmente y consigan un impacto positivo en la economía de su localidad.