Los 7 chiles mexicanos más picosos y sus beneficios

Los 7 chiles mexicanos más picosos y sus beneficios
 De acuerdo con el blog de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), hay 64 variedades de chiles en México, y sin duda, el chile es uno de los elementos principales en la gastronomía mexicana, pero ¿sabes por qué pica?
La respuesta está en la capsaicina, sustancia que causa la sensación picante. La cantidad de capsaicina es medida en Unidades Scoville.
- Los más picosos de México
De acuerdo con el blog de la Comisión Nacional para el Conocimiento y el uso de la Biodiversidad, esta es la lista de los chiles más picantes:
- Habanero: con 100 mil a 350 mil unidades Scoville, es tradicional en la gastronomía yucateca y en 2010 se le otorgó la denominación de origen a la península de Yucatán.
- Chiltepín: ocupa el segundo lugar con 100 mil unidades de picor.
- Chile tabasco: está relacionado con el habanero y se cultiva en la península de Yucatán, tiene un grado de picor que oscila entre 30 mil y 50 mil unidades.
- Serrano: es muy habitual en las cocinas mexicanas y tiene 40 mil unidades de picor.
- Chile de árbol y el piquín ambos ocupan el sexto lugar con 32 mil unidades, cada uno.
- El jalapeño, también conocido como cuaresmeño y que seco se le llama chipotle, tiene 24 mil unidades Scoville de capsaicina.
* Corazón sano
De acuerdo con el blog de Semarnat, la sensación producida por la capsaicina es útil para la circulación sanguínea, reduce la formación de coágulos así como el endurecimiento de las arterias, lo que disminuye la posibilidad de sufrir ataques cardíacos.
* Previene el envejecimiento
La capsaicina es antioxidante, que obstaculiza la reacción de los radicales libres que causan el envejecimiento señala el blog de Arqueología Mexicana.
* Boca sana
Los chiles contienen vitaminas A y C que ayudan a prevenir problemas en encías y dientes. El chile se ha utilizado para contener el dolor de muelas combinado con sal, señala la Semarnat.
* Buena digestión
La ingesta de chile no produce úlceras o daños al estómago, promueve la buena digestión al aumentar la producción de saliva y jugos gástricos, señala el blog de Arqueología mexicana.