Xilina, el endulzante mexicano apto para diabéticos

Xilina, el endulzante mexicano apto para diabéticos
Después de varias investigaciones, hoy por fin se logró crear Xilina, un endulzante natural que pueden consumir personas con diabetes u obesidad.
Elaborado a partir de cascarilla de café, de frijol, de arroz u olote del maíz, directamente traída de San Bernardino Tlaxcalcingo, una comunidad de agricultores ubicada en el estado de Puebla. 
Este edulcorante natural es la prueba misma de innovación y uso de desperdicios en favor de la salud de las personas. 
Xilinat nace como un proyecto universitario que ofrece un endulzante que busca erradicar sustancias tóxicas con las que nos topamos todos los días, como el aspartame o la fenilalanina. El consumo frecuente de estas sustancias tóxicas, siembra muchos de los problemas de salud en los mexicanos, como la diabetes, sobrepeso y obesidad. 
A pesar de que Xilinat es un producto saludable conserva una textura y sabor similar al del azúcar, mismo atributo que lo hace atractivo para aquellas personas con restricciones a este tipo de productos.
Para elaborar este edulcorante primero se muelen los residuos (cascarilla de café, de frijol, de arroz, olote del maíz, entre otros), luego se le agrega agua caliente. La mezcla de estos dos ingredientes logra que se libere el azúcar conocido como xilosa, justo antes de ser fermentado con levadura. 
La xilosa es un polialcohol, esto significa que a pesar de que tiene el mismo sabor que el azúcar convencional, el organismo no lo procesa como un carbohidrato, gracias a eso, no necesita insulina para metabolizarlo y en automático lo hace más saludable. 
Gracias a su labor sustentable y apoyo para mejorar la salud de miles de mexicanos, el Massachusetts Institute of Technology reconoce a Xilinat como un iniciativa que está cambiando al mundo con su gran impacto positivo.