Un muerto y un herido, deja explosión

El siniestro se registró en una vivienda del fraccionamiento Santuario

Una explosión e incendio al parecer a causa de un tanque de gas en una casa habitación del fraccionamiento Santuario, dejó un hombre muerto y un lesionado grave, además se tuvieron que evacuar alumnos de una escuela cercana ante el temor de nuevas explosiones.

La movilización de los cuerpos de emergencias y distintas autoridades, ocurrió al mediodía de este martes, ya que se les indicaba explosión e incendio de una casa habitación en la calle de Curazao, entre la avenida Juárez y la calle América del Norte. 

Los vecinos indicaron que dentro de la vivienda se escucharon llamados de auxilio, mientras que otro hombre, había salido de la casa envuelto en llamas derrumbándose a unos 50 metros sobre la banqueta, donde fue auxiliado.

Los paramédicos de Protección Civil Municipal de Pozos brindaron las primeras atenciones a un hombre de entre 35 y 40 años, el cual se encontraba tirado sobre la banqueta.

Presentaba lesiones por quemaduras graves en la mayoría de su cuerpo, por lo que procedieron a estabilizarlo y de urgencia trasladaron al Hospital Central donde se le reportó como grave y se teme por su vida.

Bomberos y personal de Protección Civil de la Capital y agentes policiales auxiliaban en las labores de rescate y desalojo, ya que al lado de la vivienda y a escasos 50 metros hay dos centros educativos y los alumnos estaban por salir de clases, cuando se escuchó la explosión.

Se procedió a su evacuación por la calle Patagonia, a espaldas de la finca, para evitar que los tanques de gas fueran a estallar y se generara una tragedia mayor, mientras que bomberos trataban de controlar las llamaradas que salían por la puerta y ventana de la vivienda hacia la calle y que incluso dañaron una vagoneta estacionada frente a la misma.

Una vez controlado el siniestro, los bomberos ingresaron a la casa y a escasos metros de la puerta había un hombre completamente calcinado, el cual trató de alcanzar la salida, pero no logró y quedó ahí sin vida.

Se procedió acordonar las calles aledañas y evitaron la circulación de los automovilistas por el lugar, por lo que los padres de familia con el miedo pintado en el rostro se acercaron a preguntar por sus hijos, ya que habían sido informados sobre lo sucedido, pero afortunadamente no les pasó nada, sólo daños a las fincas aledañas.

Además del tanque de gas, circuló la versión de que en la finca se acumulaba algún tipo de combustible, ya que en el lugar se encontraron varios tambos y además se despedía un fuerte olor, el cual pudo estar evaporando y lo que ocasionó que estallara por alguna chispa generada.

El reporte inicial de la policía afirmaba que la explosión había sido en un tanque de gas.

Peritos de Criminalística y agentes de Policía Investigadora de la Fiscalía General del Estado, llevaron a cabo las diligencias para recabar los indicios de las probables causas, así como del traslado del cuerpo para la necropsia de ley y determinar las causas reales de lo sucedido.