Cómo mantener viva la llama del amor... sin sexo

Más allá del consumismo, el 14 de febrero es una fecha para sensibilizar sobre la importancia de romantizar a la pareja

Cómo mantener viva la llama del amor... sin sexo

Karla y María, Pedro y Juan, y Luis y Martha, acuden de forma ocasional a tiendas de lencerías y sexshop para adquirir prendas provocativas para mantener viva la llama del amor, pero más allá de eso, procuran charlar por las tardes, verse en cafés o ir a bares, y, sobre todo, romantizar.  

Así como ellas, hay otras que solo enfocan su relación en el sostenimiento de relaciones sexuales, lo cual forma parte de su experiencia, gustos, deseos y formas de relacionarse con otras personas. En ambos casos, son forman válidas y respetables de interacción del ser humano en el siglo XXI. 

En la conmemoración del Día del Amor y la Amistad, hoy 14 de febrero, Esperanza Alonso Castañón, catedrática e investigadora de la Facultad de Psicología de la UASLP, argumenta que sí es importante y necesaria la intimidad en la pareja, pero más allá del sexo, es tratar de obtener un significado diferente a eso. 

Aduce que dentro de dicho concepto va implícita la sexualidad, y en ella los besos, las caricias e inclusive el coito, pero no es necesario llegar a esta última acción, es decir, "a veces no es tan necesario" bajo ciertas circunstancias, el contacto físico.  

Destaca la relevancia de que la pareja trate de encontrar lo mejor y lo desconocido en la otra persona, pues ese factor es lo que genera mayor fortaleza, confianza, similitud y amor entre los dos.

"Que la intimidad sexual no se lleve a cabo como otros esperarían, más por el ideal social que por lo que la propia pareja pueda llegar a necesitar (...) Si es porque ellos lo desean, lo van a llevar a cabo", expresa la especialista.   

Alonso Castañón desmitifica que existe la creencia de que cuando no se sostienen relaciones sexuales no hay interés entre las dos partes, ya que esto debe evaluarse en razón del estilo de vincularse de cada pareja.

Plantea que, si dos personas ya tienen hijos o hay cansancio por cuestiones laborales, posiblemente decrezca el contacto sexual, sin embargo, habrá la otra intimidad, encargada de sostener la relación. 

Asimismo, enfatiza que después habrá otro ciclo donde los vástagos ya no requerirán la misma atención -como en la infancia o la adolescencia-, y podrán retomar el vínculo físico. Las personas adultas mayores también disfrutan de la sexualidad, inclusive más que los jóvenes, porque no piensan en embarazos u otra situación, puntualiza.

"Cuando la pareja es muy joven, a lo mejor sí la sexualidad va a ser algo que esté muy presente, y algo de lo más normal; y después de un periodo donde la pareja tiene otras condiciones. Por ejemplo, si hay hijos cambia la dinámica", explica. 

PARA TODOS LOS GUSTOS

Alejandrina Cedillo Campos, empresaria en la industria de la lencería, informa que más allá de la mercadotecnia y consumismo, el 14 de febrero es una fecha para sensibilizar sobre el amor propio y "amar a tu pareja de una forma más completa", expone. 

La propietaria de Ale Cedillo Lencería, informa que cada vez es más común observar a hombres en la adquisición de ropa interior, tanto que el 40 por ciento de la clientela son varones.  

Sostiene que su compañía promueve que la belleza no solo es un aspecto físico, sino de autoestima, seguridad y "sentirse bella", traduciéndose en que la media naranja "te vea como tal: bella". 

"Lo que se está viendo desde el año pasado, es que vienen juntos a comprar. Eso es padrísimo. Me tocó una pareja que la atendí yo, que me decía ´yo no quiero chocolates ni rosas, a mi dame un bracete, un bralette es una prenda muy sexy que es como un tipo brasiere muy delgadito y de encaje", refiere.  

De acuerdo con la empresaria, cada día los consumidores acuden a comprar una prenda sexy en compañía de su ser querido, la mayoría parejas heterosexuales, pero también acuden de homosexuales o de lesbianas. 

Cedillo Campos revela que la prenda más vendida, previo y durante la festividad del Día del Amor y la Amistad, es el bralette, la tanga, el bikini. "De unos tres años para acá que salió el bralette, desbarrancó al baby doll que era el número uno en ventas, sobre todo el 14 de febrero", matiza.  

"Tengo clientas que tienen una profesión, que tu pensarías que son las que van a comprar más sexy y no, compran algo más conservador; y las que tienen una relación más formal compran lo más atrevido (...) La ama de casa está arriesgándose más y eso no es malo, al contratipo es bueno, porque están colaborando a que el esposo encuentre en casa lo que en algún momento o en algunos años, algunas personas buscaron fuera de ella", comenta. 

LOS CURSIS. 

Karla Lizbeth, encargada de una tienda de arreglos para esta festividad, evalúa que la mayoría de sus clientes son mujeres, quienes gustan de adquirir osos de peluche, globos inflados con helio y chocolates.