JMC Y Zoé Robledo ponen en operación hospital Covid-19

Director General del IMSS, reconoce al Gobernador su papel relevante al frente de CONAGO

JMC Y Zoé Robledo ponen en operación hospital Covid-19

Con el objetivo de fortalecer la capacidad del sistema de salud de San Luis Potosí para atender la contingencia sanitaria, el gobernador del Estado, Juan Manuel Carreras López y el director General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo Aburto, pusieron en operación el Hospital de Convalecencia para pacientes con COVID-19, que cuenta con 38 camas de cuidados intermedios y preventivos.  

Carreras López, señaló que ampliar la capacidad hospitalaria por parte del IMSS en San Luis Potosí, es una respuesta contundente a la emergencia sanitaria, que se complementa con el plan de reconversión del sistema de salud que su administración ha impulsado desde el inicio de la pandemia, para fortalecer las capacidades de atención, tanto a enfermos de COVID-19 como a personas con padecimientos cotidianos.

El jefe del Ejecutivo estatal, dijo que el trabajo conjunto de todas las instituciones de salud, ha sido fundamental para hacer frente a este desafío, principalmente porque esta coordinación permite el intercambio de información, experiencias y protocolos a fin de contar con mejores herramientas de actuación para salvar vidas.

Agregó que con este nosocomio y la ampliación del Hospital General de Zona No. 6 del IMSS en Ciudad Valles, se suman más de 50 camas a las que ya se tenían disponibles para atender a la población, además, reconoció la entrega del personal de salud potosino de todas las instituciones, por su compromiso con el pueblo y su entrega para salvar la vida de los pacientes.

El director general del IMSS, Zoé Robledo, indicó que desde el inicio de la pandemia se implementaron estrategias de coordinación con los gobiernos de los estados, por lo que siempre ha existido un ánimo de colaboración y aprendizaje mutuo, además de que se tiene la determinación de crecer en infraestructura y personal, no solo para atender a pacientes con coronavirus sino a personas con padecimientos comunes. 

Añadió que este nuevo hospital exclusivo para la atención de pacientes con COVID-19 y que se construyó en tan solo 33 días naturales, es de la mejor calidad, no solo por su equipamiento y características, sino porque está garantizada la seguridad del personal médico y de enfermería, además de que se realizó con costos que el Instituto nunca había pagado por inmuebles de esta naturaleza.

Robledo Aburto, dio a conocer que una vez que se supere la epidemia, el Hospital de Convalecencia, que se ubica en el terreno aledaño a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 45, ubicado en avenida Dr. Salvador Nava esquina con Avenida Industrias, será parte del número de camas que hoy tiene el Instituto en San Luis Potosí y permitirá dar continuidad a los servicios para otros padecimientos.