Legalizan uniones igualitarias en SL

Congreso aprueba reconocer matrimonio y concubinato entre personas del mismo sexo

Legalizan uniones igualitarias en SL

Con la votación a favor de la iniciativa de matrimonios igualitarios para San Luis Potosí en el Pleno del Congreso del Estado, San Luis Potosí se convirtió en la décima octava entidad que legaliza este tipo de unión.

El Pleno legislativo aprobó ayer el dictamen de la Comisión de Derechos Humanos a la iniciativa presentada por la diputada de Morena, Alejandra Valdés Martínez, con una mayoría de 14 votos, contra 12 en oposición y una abstención, que modifican los artículos 15, 105 y 133 del  Código Familiar del Estado.

Dicha normatividad dejará de considerar el matrimonio, el concubinato y el parentesco de afinidad como figuras exclusivas para las uniones entre un hombre y una mujer, para ampliarlas al considerar aptas para ellas a la unión entre dos personas.  

Cabe señalar que esta reforma no está creando ninguna figura legal adicional o diferente al matrimonio tradicional.

Los legisladores votaron dos dictámenes diferentes, uno improcedente por parte de la Comisión de Justicia, que fue rechazado con 14 votos a favor, 12 en contra y la abstención del diputado Cándido Ochoa Rojas, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

Al ser rechazado el primer dictamen, se procedió a votar el segundo, generado por la Comisión de Derechos Humanos, Equidad y Género, y que fue declarado  como procedente.

En este segundo caso, la votación fue la misma: 14 votos a favor, 12 en contra y la misma abstención de Ochoa Rojas.

La iniciativa de Valdés Martínez indicaba que actualmente, la figura de matrimonio excluía a las uniones del mismo sexo a beneficios tangibles e intangibles, como los fiscales, de propiedad, la toma de decisiones médicas en caso de males terminales e incluso en temas migratorios.

Argumentó también que desde 2015, hay jurisprudencia federal que consideraba que no había impedimento para que las uniones de personas del mismo sexo no existe razón de índole constitucional para no reconocerlo.