Piden médicos no disminuir medidas de prevención ante una enfermedad que mata

Piden médicos no disminuir medidas de prevención ante una enfermedad que mata
Foto: Pulso

Ante el incremento de la movilidad, decesos y hospitalización de pacientes con virus SARS-Cov-2, causante de la COVID-19, el Colegio de la Profesión Médica del Estado (CPME), exhortó a la ciudadanía reforzar las medidas preventivas y cuidar su salud, pues no debe ponerse en riesgo "lo que se ha logrado con trabajo y sacrificios", es decir, el colapso del sistema de salud estatal.

Al respecto, Marco Antonio Vázquez Rosales, presidente del CPME, expuso que debido al anuncio de reactivación  de actividades productivas en la fase 3, ha sido notorio el incremento  de la movilización de las personas.

Matizó que, si bien dichas labores son una necesidad, a la par de ello también aumentó el número de casos positivos del citado virus, sobre todo de pacientes hospitalizados graves y defunciones, que generó la utilización de  más camas en las dos últimas semanas, incluidas las de unidades de cuidados intensivos (UCI).

"Esto ha representado un trabajo enorme para todos, y sobre todo el sacrificio de muchas personas que se han visto afectados en su forma de vida y su sustento (...) queremos decirle a los habitantes del estado, que no podemos poner en riesgo lo que se ha logrado con trabajo y sacrificios", solicitó.  

Contextualizó que hasta este día, a nivel nacional se han reportado  casi 60 mil casos confirmados y más de 6 mil muertos; en San Luis Potosí la cifra es de 595 personas contagiadas y 35 residentes fallecidos.

Evaluó que, derivado de las acciones establecidas por las autoridades sanitarias, se ha logrado el retraso en la existencia y positividad de casos previstos para la entidad potosina, durante el desarrollo de la pandemia.

Sentenció que la población no puede disminuir las medidas preventivas para frenar una enfermedad que mata, pues los "primeros que tenemos que cuidar la salud somos cada uno de nosotros".

Al igual que el Sector Salud, conminó a mantener la utilización permanente del cubrebocas, respetar la sana distancia y lavarse las manos, ya que no "hay que esperar a enfermar o que muera algún familiar o amigo para darnos cuenta de la realidad", concluyó.